HomeENTORNOURBANISMO¿Y si convertimos las oficinas vacías en granjas urbanas?

¿Y si convertimos las oficinas vacías en granjas urbanas?

Publicado el

por Ciara O’Brien

En el viejo edificio de una fábrica y almacén de papel, las máquinas están zumbando de nuevo. Pero en lugar de resmas de papel prensado y cortado, este almacén es el hogar de Area 2 Farms, que ahora produce verduras, hierbas y tubérculos. Incluso hay un CSA semanal que atiende a los clientes durante todo el año, en un esfuerzo por traer alimentos cultivados localmente al área de Washington, D.C. Realmente local. “¿Cuándo fue la última vez que recogiste una fresa y pudiste decir con confianza que sabías el nombre del agricultor?”, pregunta Jackie Potter.

Potter, junto con Tyler Baras, ayudó a cofundar la granja en Arlington, Virginia, donde las tasas de vacantes de oficinas alcanzaron el 23,7% en el primer trimestre de 2023.

Aunque la pandemia de Covid-19 expulsó a los trabajadores de sus oficinas hace más de tres años, muchos edificios de oficinas siguen desiertos. Según los datos recopilados en diez ciudades importantes, las tasas de uso de oficinas cruzaron el cincuenta por ciento de los niveles previos a la pandemia a fines de enero, y estos números parecen haberse estancado solo unos meses después. Casi el veinte por ciento del espacio de oficinas está vacío en los Estados Unidos, y algunas proyecciones sugieren que más de 300 millones de pies cuadrados de espacio de oficinas podrían quedar obsoletos para 2030. La pandemia demostró que las personas son capaces (y en algunos casos, están a favor) de trabajar en un entorno remoto.

Con muchas personas trabajando cómodamente desde oficinas hogareñas, muchos rascacielos del centro de la ciudad representan una frustración inminente para los propietarios, pero también para los restaurantes locales y las pequeñas empresas que dependen de los trabajadores que viajan diariamente a la oficina para mantener el negocio. Entonces, muchos municipios están tratando de volver a llenar esos espacios. En Nueva York, los funcionarios de la ciudad están transformando edificios de oficinas vacíos en apartamentos en partes de Midtown. Muchas otras regiones también están explorando esta idea, incluidas Washington, Los Ángeles, Milwaukee, Chicago y Filadelfia. Aunque modificar un edificio existente es menos costoso que reconstruirlo, convertir las oficinas en espacios residenciales puede resultar costoso, ya que la mayoría de los espacios de oficinas se distribuyen de manera diferente a los edificios residenciales. Pero hay otras opciones para estas oficinas vacías: granjas.

Más en New York Diario:  La gente tiende a andar en bicicleta donde hay lugares para andar en bicicleta

Baras se tomó esta idea muy en serio cuando diseñó el aparato de cultivo del Área 2, Silo. Silo es un sistema de cinta transportadora de varios niveles que se mueve verticalmente a lo largo del día para replicar el ritmo circadiano natural de una planta. Dado que el sistema se mueve automáticamente, la cinta transportadora de Silo reduce parte del trabajo agotador que acompaña a los métodos agrícolas verticales tradicionales, como subir y bajar escaleras. Además, Silo no requiere modificaciones al edificio existente antes de la instalación. Area 2 Farms planea construir un modelo de Silo en Union Station, en Washington, a finales de este año, para mostrar su tecnología en crecimiento y abogar por los sistemas alimentarios locales.

Así como las ciudades cambiaron drásticamente en los últimos años, Potter y Baras reconocieron que nuestro sistema alimentario moderno también está cambiando y los agricultores deben estar preparados para adaptarse. “La idea que tenemos de lo que eran las granjas no es lo que son las granjas hoy. Ya no hay una granja pintoresca de granero rojo”, dice Potter.

Thomas Martinsen

En Calgary, Alberta, a principios de este año, AgriPlay Ventures transformó parte del espacio de oficinas infrautilizado en Calgary Tower Center en una de las granjas urbanas cubiertas más grandes de Canadá.

Dan Houston, presidente de AgriPlay, que trabaja en el negocio desde hace dos décadas, había pensado durante mucho tiempo que la agricultura vertical y los edificios de oficinas eran una combinación natural. “No sabía por qué las granjas no estaban ya en los edificios de oficinas. Deberían estarlo, porque el mercado de oficinas es muy malo y solo empeora”, dice Houston. Además de un sector inmobiliario comercial en dificultades, Alberta tiene la tasa más alta de inseguridad alimentaria entre las provincias canadienses; aproximadamente uno de cada cinco hogares de Alberta sufre inseguridad alimentaria. La granja de Calgary Tower produce tomates, fresas, pepinos, verduras y mucho más para la comunidad local, con algunos cultivos que ofrecen treinta cosechas al año. Aunque actualmente solo se utiliza un piso del edificio de aproximadamente 262.500 pies cuadrados para la producción de alimentos, AgriPlay quiere expandirse a otros dos pisos en los próximos meses y años. Actualmente, AgriPlay Farms está negociando ofertas por más de un millón de pies cuadrados de espacio para oficinas en Calgary.

Más en New York Diario:  ¿Por qué una comunidad se opone a una adaptación climática?

“La Torre de Calgary iba a ser un escaparate de cómo crecer dentro del espacio de un edificio. Desde entonces, ya hemos creado un producto muy superior. Nos estamos preparando para extendernos al resto del edificio y los otros espacios que ocupamos”, dice Houston.

Según Houston, los espacios de oficina ya brindan un entorno ideal para cultivar alimentos, ya que cuentan con aire acondicionado, calefacción y buena ventilación. No es necesario realizar muchas modificaciones en los edificios. Al igual que Silo, el sistema de cultivo de AgriPlay también se puede instalar fácilmente en una amplia variedad de edificios y entornos, lo que lo convierte en una perspectiva atractiva para potenciales propietarios.

AgriPlay proporciona hardware que utiliza inteligencia artificial para convertir e instalar sistemas de crecimiento modulares plug-and-play personalizados. Según Houston, su modelo de instalación escalable fue diseñado específicamente para adaptarse a los espacios inmobiliarios de oficinas existentes y no requiere conocimientos previos de agricultura.

“Nuestro sistema le dice a la gente qué hacer. No necesitas saber nada sobre el cultivo de fresas. Simplemente le dices al sistema que estás cultivando fresas y te prepara el trabajo”, dice Houston.

Con el tiempo, AgriPlay espera convertirse en el proveedor de tecnología que permita a las partes interesadas comercializar y crecer en sus propias comunidades.

Cuando se ejecuta correctamente, la agricultura vertical puede producir tantos productos como los métodos agrícolas tradicionales en áreas urbanas y espacios más pequeños. Además, los agricultores verticales obtienen el beneficio adicional de una producción constante durante todo el año, sin las incertidumbres del clima o las plagas, mientras utilizan un 90% menos de energía y un 98% menos de agua que una granja tradicional. Aunque no puede ser un reemplazo de los métodos más tradicionales, la agricultura vertical proporciona productos frescos en áreas que tienen poca producción de alimentos o poco acceso a alimentos saludables.

Más en New York Diario:  El efecto SoHo

“Parece que hemos llegado a un punto óptimo donde el mundo entero necesita seguridad alimentaria; ahora es un interés de seguridad nacional para la mayoría de los países. Al mismo tiempo, los bienes raíces comerciales están colapsando”, dice Houston. “Juntas estas dos cosas y obtienes un método de conversión rápido y fácil para llevar a cabo tu producción de alimentos y resolver tus problemas de vacantes comerciales”.

Potter está de acuerdo y señala que utilizar el espacio de oficinas vacío para la agricultura podría remodelar los centros urbanos tal como los conocemos ahora.

“Las ciudades están cambiando todos los días”, dice Potter. “También hay una gran oportunidad económica. Nuestras fincas crean nuevos empleos verdes, embellecen los espacios y brindan alimentos frescos a las comunidades locales. Eso es algo realmente precioso”.

Fuente: Smithsonian/ Traducción: Tara Valencia

Últimos artículos

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

La ropa como reliquia del mundo moderno

por Eve Andrews La ropa, en nuestros turbulentos tiempos modernos, se considera algo bastante trivial....

Cuando suben las aguas subterráneas

por Shellie Habel Cuando la gente piensa en la elevación del nivel del mar, muchos...

Vagabundos de este asombroso universo

por Sarah Scoles El laboratorio de Lisa Kaltenegger tiene un poco más de color que...

Paul Auster: un escritor neoyorquino

por Lucyl Harrison Paul Auster, que murió esta semana a la edad de 77 años,...

Fuerzas policiales en campus universitarios: lo que debes saber

por John J. Sloan III El 30 de abril de 2024 culminó un enfrentamiento de...

La precaria vida en los sótanos de Nueva York

por Haidee Chu La gobernadora Kathy Hochul tiene un plan para poner en orden los...

Qué significa el búho Flaco para Nueva York

por Arjun Guneratne Hubo una gran tristeza en la ciudad de Nueva York desde que...

Los guantes de boxeo de Joey Ramone

por Mara Taylor Me gustaba mucho el mural de Joey Ramone con guantes de boxeo....

Desamparo en Nueva York

por Jake Pearson En toda la ciudad de Nueva York, cientos de personas vulnerables han...

Los textiles de Andy Warhol

por Mark Parker Las telas estampadas creadas por Andy Warhol durante las décadas de 1950...

La ruta del cambio climático

por Courtney Cecale En la década de 1980 el glaciar Pastoruri, en Perú, era uno...

Sigue leyendo

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...