InicioENTORNOARQUITECTURADe los monasterios medievales a las oficinas neoyorquinas

De los monasterios medievales a las oficinas neoyorquinas

Publicado el

por Nicole Kay Peterson

La pandemia de coronavirus obligó a muchas personas a crear un espacio de oficina propio, ya sea dedicando una habitación en nuestros hogares para trabajar, sentándose socialmente distanciados en áreas comunes o simplemente creando un rincón «digno de Zoom» en un dormitorio.

Como académica que investiga y diseña espacios de aprendizaje y de trabajo, soy consciente de cómo se formó el lugar de trabajo moderno a lo largo de varios siglos. Pero pocas personas saben que los orígenes de la oficina se encuentran en los monasterios de la Europa medieval.

Origen temprano en los monasterios

Alrededor del siglo V, los monjes que vivían y trabajaban en los monasterios preservaron la cultura antigua copiando y traduciendo libros religiosos, como la Biblia, que se tradujo del hebreo y del griego al latín.

Los espacios de trabajo durante este tiempo consistían principalmente en una mesa, cubierta con tela para proteger los libros, y una sala de escritura, o scriptorium, en latín. Era común que los monjes se pararan frente a sus escritorios en el scriptorium, una práctica que se volvió a poner de moda con la llegada del escritorio de pie en los últimos años.

La combinación de silla y mesa comenzó a verse en los espacios de trabajo recién durante el Renacimiento.

En 1560, Cosme I de’ Medici, que más tarde se convertiría en el gran duque de Toscana, quería un edificio en el que las oficinas administrativas y judiciales de Florencia pudieran estar bajo un mismo techo. Así que encargó la construcción de los Uffizi, que en italiano significa “oficinas”.

Los dos pisos inferiores de los Uffizi fueron diseñados como oficinas para los magistrados florentinos que estaban a cargo de supervisar la producción y el comercio, así como las oficinas administrativas. El piso superior era una loggia, un área abierta en uno o más lados.

Más en New York Diario:  No lo arregles si no está roto

La familia Medici hizo crecer una colección de arte en el último piso de los Uffizi. La loggia se sometió a varias renovaciones para albergar estatuas y pinturas, hasta que se convirtió en una gran colección de arte. Hoy todo el edificio es un museo de arte.

Gobierno y comercio

No fue hasta el siglo XVIII que se construyeron edificios con espacios dedicados a oficinas.

El proceso comenzó en Londres cuando el crecimiento del imperio británico requirió la administración de oficinas. Se diseñaron dos edificios para manejar el papeleo y los registros relacionados con la administración de la oficina, la marina y el aumento del comercio. Estos incluían la Oficina del Almirantazgo, un edificio para la Marina Real y un edificio para la Compañía de las Indias Orientales.

La Oficina del Antiguo Almirantazgo, construida en 1726, albergaba oficinas gubernamentales y salas de reuniones, incluida la Sala de la Junta del Almirantazgo. Hoy es conocido como el Edificio Ripley, llamado así por el arquitecto que lo diseñó.

Reconstruida en 1729, la sede de la Compañía de las Indias Orientales es un ejemplo temprano de un edificio de usos múltiples con oficinas. Una expansión de East India House en Londres, la reconstrucción fue diseñada para que la empresa pudiera realizar negocios públicos y administrar el comercio de especias y otros productos del comercio oriental.

Las áreas públicas dentro del edificio incluían un espacioso vestíbulo y un patio que se usaba como recepción para ventas y reuniones, con grandes salas para los directores y oficinas para los empleados. Un grupo de élite de empleados establecidos en la Compañía de las Indias Orientales administró el crecimiento del comercio de la empresa en Londres y a miles de kilómetros de distancia en el este de Asia.

Más en New York Diario:  La precaria historia del edificio Chrysler

Nueva York y la oficina moderna

Fue en los Estados Unidos donde se desarrollaron las oficinas modernas con las que la mayoría de la gente está familiarizada hoy.

El número de empleados en América del Norte se multiplicó por diez entre 1870 y 1930. Al principio, los sectores de seguros, banca y finanzas lideraron la necesidad de empleados calificados con buena caligrafía. Más tarde, los empleados realizaban tareas especializadas, aunque rutinarias, como escribir a máquina mientras estaban sentados uno al lado del otro en un plano de oficina abierto. En ese momento, las oficinas se hicieron más grandes y comenzaron a parecerse a fábricas.

La participación de las mujeres en el empleo de oficina aumentó del 2,5% al 52,5% debido a la aparición de la máquina de escribir, lo que alteró drásticamente el entorno laboral. Las mujeres ingresaron a la fuerza laboral como mecanógrafas, lo que presentó una oportunidad para la independencia y una ruptura con las responsabilidades únicamente domésticas.

El edificio de administración de la empresa Larkin, una instalación de fabricación de jabón diseñada por el arquitecto Frank Lloyd Wright en 1903, fue uno de los primeros edificios de oficinas modernos en seguir el plano de planta de oficinas abiertas.

La empresa de jabones utilizó este plano de planta en Nueva York para garantizar la eficiencia y la productividad de los empleados.

Los rascacielos se diseñaron durante este mismo período, utilizando estructuras de marcos de hierro o acero tomadas de los edificios de las fábricas. Los avances en la tecnología de la construcción y los espacios de trabajo de oficinas abiertas allanaron el camino para que los arquitectos y diseñadores de las décadas de 1950 y 1960 desarrollaran las oficinas y el mobiliario de oficina que reconocemos hoy.

Más en New York Diario:  Subversión artística en las tiendas de segunda mano

Si bien no sabemos lo que depara la oficina del futuro, podemos mirar hacia atrás y ver cómo la necesidad moldeó el espacio de oficina. Hoy la misma necesidad nos ayuda a crear espacios de trabajo en pequeños rincones y oficinas improvisadas.

Fuente: The Conversation/ Traducción: Walter A. Thompson

Últimos artículos

El cambio climático ya mató al menos a 4 millones de personas

por Zoya Teirstein A principios de la década de 2000, mientras el negacionismo climático infectaba...

Hacia una medicina más igualitaria

por Manuel Corpas La warfarina es un potente anticoagulante y uno de los principales medicamentos...

¿Qué es una ciudad santuario y qué significa para Nueva York?

por Gwynne Hogan y Rachel Holliday Smith La pelea de enero entre agentes de la...

Urbanismo de inteligencia artificial

por Federico Cugurullo Estás caminando de regreso a casa. De repente, el terreno parece abrirse...

Un filisteo musical

por P. Kerim Friedman ¿Es la música una mercancía? Los álbumes fueron diseñados para serlo....

Animales salvajes en Nueva York: ¿qué debes hacer?

por Katie Honan Hay más de 8 millones de seres humanos en esta ciudad, pero...

Historia de la Ñ

por Esther Nieto Moreno de Diezmas La letra eñe es emblema del español, lengua materna...

Casas pequeñas: de revolución minimalista a estética de Instagram

por Eve Andrews En 1997, Jay Shafer construyó su primera casa pequeña: una capilla rural...

¿Por qué escribimos México pero decimos Méjico?

por Rocío Cruz Ortiz Tanto en el caso de la palabra México como en el...

Por qué odiamos a Emma Stone

por Eve Andrews En las primeras escenas que pasamos con Whitney Siegel, el personaje de...

El pánico moral por la desinformación

por Joanna Thompson En 2020, mientras la pandemia de Covid-19 arrasaba todo el mundo, la...

Algunos estudios sobre la felicidad

por Amber Dance Todos queremos ser felices. Durante décadas, los psicólogos han intentado averiguar cómo...

Haciendo terapia con robots

por Eve Herold Los científicos están trabajando arduamente para crear robots, ya sean corpóreos o...

¿Quién debe limpiar las aceras cubiertas de nieve en Nueva York?

por Rachel Holliday Smith Nevó en la ciudad de Nueva York y estás tratando de...

No son las zapatillas, son los atletas

por Hannah Borenstein EL 24 de septiembre de 2023, la corredora etíope Tigst Assefa ganó...

Sigue leyendo

El cambio climático ya mató al menos a 4 millones de personas

por Zoya Teirstein A principios de la década de 2000, mientras el negacionismo climático infectaba...

Hacia una medicina más igualitaria

por Manuel Corpas La warfarina es un potente anticoagulante y uno de los principales medicamentos...

¿Qué es una ciudad santuario y qué significa para Nueva York?

por Gwynne Hogan y Rachel Holliday Smith La pelea de enero entre agentes de la...