HomeCULTURASMÚSICAEl melodrama de Taylor Swift

El melodrama de Taylor Swift

Publicado el

por Samuel Murray

Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos culturales, seas o no fanático de su música. Cada álbum del catálogo de Swift busca abrir nuevos temas, debates, sonidos e ideas, manteniendo al mismo tiempo una sensación de familiaridad que no aliena a los fans.

Líricamente, The Tortured Poets Department es un rechazo eufórico a las expectativas sociales. Abarca todos los taylorismos que sus fans han llegado a conocer y amar, desde sus melodías de una sola nota hasta su forma recitativa (cantada al ritmo del habla ordinaria). Y presenta sus características autopsias francas y abiertas de relaciones, entregadas con madurez no solo en las elecciones de lenguaje y obscenidades (“que te jodan si no puedo tenernos”) sino en la perspectiva de Swift sobre su vida y sus relaciones. Esto va acompañado de la rica producción electro-pop de sus antiguos colaboradores Jack Antonoff y Aaron Dessner.

Lo primero que llama la atención del álbum (incluido su título) son las numerosas referencias a la poesía. La canción principal declara: “Tú no eres Dylan Thomas, yo no soy Patti Smith”, señalando a otros poetas líricos famosos con problemas (o “torturados”).

Esta pista marca el tono de un álbum donde las letras son la característica central, con Swift eligiendo imágenes desarrolladas en lugar de ganchos pop pegadizos. La canción principal también es un claro rechazo a cualquier noción de que Swift se presente como una bohemia y afirma que no lucha por su arte. De hecho, parece burlarse de quienes lo hacen, con desdén: “¿Quién usa máquinas de escribir?”

Melodrama torturado

Uno de los temas líricos sin complejos del álbum es el intenso compromiso de Swift con el amor, las relaciones y sus consecuencias. Para ayudar a transmitir esto, Swift utiliza el melodrama como recurso narrativo. El melodrama es un género de actuación que utiliza expresiones de emoción intensificadas y, a menudo, exageradas.

Más en New York Diario:  El milagro de Sinéad O'Connor

En “Down Bad” evoca fantásticas imágenes celestiales de “amor cósmico” y “estar deslumbrada”, pero equilibra esto con el descubrimiento de las duras realidades de una relación. Pregunta: “¿Realmente me transportaste/ En una nube de polvo brillante/ Sólo para hacer experimentos?”, sugiriendo tal vez que se están aprovechando de su amor apasionado.

Swift atenúa esto con la afirmación extrema de que: “Si no puedo tenerlo, simplemente podría morir”. Este melodrama impregna el resto del álbum para celebrar la vulnerabilidad emocional mientras comparte sus pensamientos más íntimos.

En “I Can Do it With a Broken Heart”, Swift dice: “Estoy tan deprimida que actúo como si fuera mi cumpleaños todos los días”, antes de reconocer con orgullo su emoción y declarar: “Lloro mucho, pero soy tan productiva, es un arte”. Aquí afirma que puede utilizar la angustia como estímulo para la creatividad, en lugar de permitir que ésta dicte su vida cotidiana.

En su libro Melodrama (1973), el autor James L. Smith se basa en críticas y análisis filosóficos de la música, la poesía y el teatro para ayudar a definir las características centrales del género. “En el melodrama”, explica, “el hombre permanece indiviso, libre de la agonía de elegir entre imperativos y deseos en conflicto”.

Swift a menudo muestra esto en sus recuentos líricos de relaciones pasadas, ya sea colocando a los oyentes al principio (“Enchanted”) o al final de una relación (“We Are Never Ever Getting Back Together”).

Smith también afirma que “el melodrama lleva sus propios conflictos extremos a conclusiones extremas”. Esto habla de los extremos de las emociones exploradas en The Tortured Poets Department, incluidas las frecuentes referencias a la muerte. “Podría simplemente morir, no haría ninguna diferencia”, opina Swift en “Down Bad”. “Luces, cámara, perra, sonrisa/ Incluso cuando quieras morir” es como describe su estado emocional durante el reciente Eras Tour en “I Can Do It With a Broken Heart”.

Más en New York Diario:  Cuando Ella Fitzgerald le cantaba a la cocaína de Nueva York  

Las formas de arte como las canciones y la poesía pueden ser extremadamente valiosas para que los artistas procesen y canalicen sus emociones. Esto no sólo parece ser cierto para The Tortured Poets Department, sino que el álbum funciona como una especie de invitación para que los oyentes procesen su propio dolor y angustia junto a Swift. Una “alquimia” que convierte sus propias noches “torturadas” en terapia comunitaria.

The Conversation. Traducción: Sarah Díaz-Segan.

Últimos artículos

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...

Cómo abrir una boca de incendios para refrescarte en Nueva York

por Imogen McNamara   A medida que el índice de calor se eleva a tres...

Acerca del insomnio y el mundo moderno

por Matthew Gwynfryn Thomas Probablemente pasarás unos veintiséis años de tu vida durmiendo. Pasarás otros...

Donald Trump nunca encajó en Nueva York

por Lincoln Mitchell En los últimos meses de su presidencia, Donald Trump atacó a Nueva...

El espectáculo de las protestas universitarias

por Danielle K. Brown Los movimientos de protesta pueden verse muy diferentes dependiendo de dónde...

Internet de los animales

por Hillary Rosner En la primavera de 2022, mientras realizaba una investigación para un libro,...

Las otras islas de Nueva York

por Russell Jacobs El otro día, fui hasta Pelham Bay Park para ver una masa...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

La ropa como reliquia del mundo moderno

por Eve Andrews La ropa, en nuestros turbulentos tiempos modernos, se considera algo bastante trivial....

Sigue leyendo

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...