HomeENTORNODISEÑONueva York necesita más que parques, cafés y paseos ribereños

Nueva York necesita más que parques, cafés y paseos ribereños

Publicado el

por Winifred Curran y Trina Hamilton

Hay muchos índices que tienen como objetivo clasificar qué tan verdes son las ciudades. Pero, ¿qué significa realmente que una ciudad sea verde o sostenible?

Hemos escrito sobre lo que llamamos el modelo de sustentabilidad de “parques, cafés y un paseo ribereño”, que se enfoca en proporcionar nuevos espacios verdes, principalmente para personas de altos ingresos. Esta visión de torres residenciales brillantes y parques frente al mar se convirtieron en una concepción ampliamente compartida de cómo deberían ser las ciudades verdes. Pero puede hacer subir los precios de los bienes raíces y desplazar a los residentes de bajos y medianos ingresos.

Como académicas que estudian la gentrificación y la justicia social, preferimos un modelo que reconozca los tres aspectos de la sostenibilidad: medio ambiente, economía y equidad. La pieza de equidad a menudo falta en los proyectos de desarrollo promovidos como verdes o sostenibles. Estamos interesadas en modelos de ecologización urbana que produzcan mejoras ambientales reales y también beneficien a los residentes de clase trabajadora a largo plazo en vecindarios históricamente desatendidos.

Durante una década de investigación en una sección industrial de la ciudad de Nueva York, hemos visto tomar forma a una visión alternativa. Este modelo, al que llamamos “lo suficientemente verde”, tiene como objetivo limpiar el medio ambiente al mismo tiempo que retiene y crea trabajos de cuello azul con salarios dignos. Al hacerlo, permite que los residentes que soportaron décadas de contaminación permanezcan en su lugar y disfruten de los beneficios de un vecindario más verde.

Parques, cafés y paseos ribereños pueden conducir a la gentrificación

La gentrificación se convirtió en un término general que se usa para describir el cambio de vecindario y, a menudo, se malinterpreta como el único camino para mejorar el vecindario. De hecho, su característica definitoria es el desplazamiento. Por lo general, las personas que se mudan a estos vecindarios cambiantes son más blancas, más ricas y más educadas que los residentes desplazados.

Más en New York Diario:  El regreso triunfal de Robert Moses

Una serie reciente de nuevas investigaciones se centró en los efectos de desplazamiento de la limpieza ambiental y las iniciativas de espacios verdes. Este fenómeno ha sido llamado gentrificación ambiental, ecológica o verde.

La tierra para nuevos desarrollos y los recursos para financiar la limpieza extensiva de sitios tóxicos son escasos en muchas ciudades. Esto crea presión para rezonificar terrenos industriales para torres de condominios o espacios comerciales lucrativos, a cambio de una limpieza financiada por los desarrolladores. Y en los vecindarios donde la gentrificación ya comenzó, un nuevo parque o mercado de agricultores puede exacerbar el problema al hacer que el área sea aún más atractiva para los posibles gentrificadores y fijar los precios de los residentes a largo plazo. En algunos casos, los desarrolladores incluso crean jardines comunitarios temporales o mercados de agricultores o prometen más espacios verdes de los que eventualmente entregarán, para promocionar un vecindario a compradores que buscan servicios verdes.

La gentrificación ambiental naturaliza la desaparición de la manufactura y la clase trabajadora. Hace que la desindustrialización parezca tanto inevitable como deseable, a menudo reemplazando literalmente la industria con paisajes de aspecto más natural. Cuando estos vecindarios finalmente se limpian, después de años de activismo por parte de los residentes de larga data, esos defensores a menudo no pueden quedarse y disfrutar de los beneficios de sus esfuerzos.

Herramientas para ecologizar de manera diferente

La ecologización y la limpieza ambiental no conducen automática o necesariamente a la gentrificación. Existen herramientas que pueden hacer que las ciudades sean más verdes e inclusivas, si existe la voluntad política.

El trabajo de Newtown Creek Alliance en Brooklyn y Queens proporciona ejemplos. Esta alianza es una organización dirigida por la comunidad que trabaja para mejorar las condiciones ambientales y revitalizar la industria en y a lo largo de Newtown Creek, que separa estos dos condados. Se enfoca explícitamente en la justicia social y los objetivos ambientales, según lo definido por las personas que se vieron más afectadas negativamente por la contaminación en el área.

Más en New York Diario:  Vagabundos de este asombroso universo

La zona industrial que rodea Newtown Creek está muy lejos del estofado tóxico que el New York Times describió en 1881 como “el distrito con peor olor del mundo”. Pero también está lejos de estar limpio. Durante doscientos veinte años fue un vertedero de refinerías de petróleo, plantas químicas, refinerías de azúcar, fábricas de fibras, fundiciones de cobre, siderúrgicas, curtiembres, fabricantes de pinturas y barnices, y aserraderos, carboneros y ladrilleros.

A fines de la década de 1970, una investigación encontró que 17 millones de galones de petróleo se habían filtrado debajo del vecindario y hacia el arroyo desde una terminal de almacenamiento de petróleo cercana. La Agencia de Protección Ambiental colocó a Newtown Creek en la lista de sitios de desechos tóxicos muy contaminados en 2010.

Newtown Creek Alliance y otros grupos están trabajando para asegurarse de que la limpieza y otros esfuerzos de remediación sean lo más completos posible. Al mismo tiempo, están creando nuevos espacios verdes dentro de un área zonificada para manufactura, en lugar de presionar para rezonificarla.

Como muestra este enfoque, las ciudades verdes no tienen por qué ser posindustriales. Unas 20.000 personas trabajan en el área industrial de North Brooklyn que bordea Newtown Creek. Y una serie de empresas industriales de la zona han ayudado a hacer mejoras ambientales.

Lo suficientemente verde

La estrategia “lo suficientemente verde” desvincula la limpieza ambiental del desarrollo residencial y comercial de alto nivel. Nuestra antología, Just Green Enough: Urban Development and Environmental Gentrification, brinda muchos otros ejemplos de la necesidad de planificar los efectos de la gentrificación antes de que ocurra el desplazamiento. También describe los esfuerzos para crear mejoras ambientales que consideren explícitamente las preocupaciones de equidad.

Más en New York Diario:  ¿Y si convertimos las oficinas vacías en granjas urbanas?

Por ejemplo, UPROSE, la organización comunitaria latina más antigua de Brooklyn, está combinando el activismo por la justicia racial con la planificación de la resiliencia climática en el vecindario Sunset Park de Brooklyn. El grupo aboga por la inversión y la capacitación para las pequeñas empresas existentes que a menudo son propiedad de latinos. Su objetivo no es solo expandir los empleos manufactureros bien remunerados, sino incluir a estas empresas en el replanteamiento de cómo es una economía sostenible. En lugar de rezonificar la línea de costa para uso comercial y residencial de alto nivel, UPROSE está trabajando por una visión inclusiva del vecindario, basada en la experiencia y los conocimientos de sus residentes inmigrantes, en su mayoría de clase trabajadora.

Este enfoque ilustra un patrón más amplio, identificado por el geógrafo Dan Trudeau, del Macalester College, en su capítulo de nuestro libro. Su investigación sobre desarrollos residenciales en los Estados Unidos muestra que los vecindarios social y ambientalmente justos deben planificarse como tales desde el principio, incluidas viviendas asequibles y servicios ecológicos para todos los residentes. Trudeau destaca la necesidad de encontrar “capital paciente” (inversión que no espera una ganancia rápida) y muestra que los gobiernos locales deben asumir la responsabilidad de establecer una visión y una estrategia para la equidad e inclusión en la vivienda.

En nuestra opinión, es hora de ampliar la noción de cómo es una ciudad verde y para quién es. Para que las ciudades sean verdaderamente sostenibles, todos los residentes deben tener acceso a viviendas asequibles, empleos con salarios dignos, aire y agua limpios y espacios verdes. Los residentes urbanos no deberían tener que aceptar una falsa elección entre contaminación y gentrificación ambiental.

Fuente: The Conversation/ Traducción: Sarah Díaz-Segan

Últimos artículos

El melodrama de Taylor Swift

por Samuel Murray Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

La ropa como reliquia del mundo moderno

por Eve Andrews La ropa, en nuestros turbulentos tiempos modernos, se considera algo bastante trivial....

Cuando suben las aguas subterráneas

por Shellie Habel Cuando la gente piensa en la elevación del nivel del mar, muchos...

Vagabundos de este asombroso universo

por Sarah Scoles El laboratorio de Lisa Kaltenegger tiene un poco más de color que...

Paul Auster: un escritor neoyorquino

por Lucyl Harrison Paul Auster, que murió esta semana a la edad de 77 años,...

Fuerzas policiales en campus universitarios: lo que debes saber

por John J. Sloan III El 30 de abril de 2024 culminó un enfrentamiento de...

La precaria vida en los sótanos de Nueva York

por Haidee Chu La gobernadora Kathy Hochul tiene un plan para poner en orden los...

Qué significa el búho Flaco para Nueva York

por Arjun Guneratne Hubo una gran tristeza en la ciudad de Nueva York desde que...

Los guantes de boxeo de Joey Ramone

por Mara Taylor Me gustaba mucho el mural de Joey Ramone con guantes de boxeo....

Desamparo en Nueva York

por Jake Pearson En toda la ciudad de Nueva York, cientos de personas vulnerables han...

Sigue leyendo

El melodrama de Taylor Swift

por Samuel Murray Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...