HomeCONTEXTOEDUCACIÓNLa brecha de la educación bilingüe

La brecha de la educación bilingüe

Publicado el

por Alex Zimmerman

Casi dos tercios de los estudiantes de la ciudad de Nueva York que tienen derecho a servicios de educación especial bilingüe no reciben todo el apoyo obligatorio, según las nuevas cifras publicadas por el departamento de educación de la ciudad.

Al final del último año escolar, solo el 36% de los niños a los que se les asignaron servicios de educación especial bilingüe recibieron la cantidad correcta de instrucción de un docente bilingüe certificado y en un salón de clases con la proporción adecuada de estudiantes y personal.

Eso significa que alrededor de 3100 estudiantes no recibieron sus ubicaciones de aula correctas, incluyendo aquellos que son co-enseñados y suponen una combinación de estudiantes de educación especial y general, clases con proporciones de personal más altas exclusivamente para estudiantes con discapacidades o situaciones en las que los estudiantes son sacados de sus aulas para la instrucción en grupos pequeños. En comparación, el 88% de todos los estudiantes con discapacidades fueron colocados en el entorno correcto que figura en su programa de educación individualizado, o IEP, que según los funcionarios es la tasa más alta registrada.

Las estadísticas son parte del informe anual de educación especial de la ciudad y se refieren a los servicios brindados el año escolar pasado, cuando los estudiantes debían asistir a la escuela en persona por primera vez desde que la pandemia provocó el cierre de edificios en marzo de 2020. El informe ahora incluye información más detallada y desgloses para los estudiantes que tienen derecho a servicios de educación especial bilingüe, lo que revela brechas preocupantes entre esos estudiantes y sus compañeros de habla inglesa.

Más en New York Diario:  En todo el cuerpo docente de Nueva York sólo hay un 4% de varones negros

Durante años, los funcionarios estatales criticaron a la ciudad por no brindar servicios de educación especial bilingüe, colocando al departamento de educación en un plan de acción correctivo, en parte debido a la continua escasez de proveedores de servicios y educadores bilingües certificados. Activistas enfatizaron que esos problemas son aún más urgentes ahora, ya que aproximadamente 14.000 estudiantes se inscribieron en las escuelas públicas de la ciudad desde julio, muchos de los cuales buscan asilo y es posible que no hablen inglés con fluidez.

“Es inconcebible que la ciudad aún no haya cerrado por completo las brechas para los inmigrantes con discapacidades”, escribió en un correo electrónico Andrea Ortiz, gerente sénior de política educativa de la Coalición de Inmigración de Nueva York, y señaló que la pérdida de servicios e instrucción durante la pandemia golpeó a los estudiantes de inglés particularmente fuerte. Agregó que los cuidadores que no hablan inglés también tuvieron problemas para acceder a los IEP traducidos y otros documentos de educación especial.

Las estadísticas de la ciudad también muestran brechas significativas en el acceso a otro apoyo integral, aunque hubo mejoras significativas desde el año escolar anterior. Alrededor del 21% de los estudiantes bilingües que tenían derecho a los servicios de consejería no recibieron ninguna o solo una parte de las sesiones requeridas, muy por encima de la tasa del 6% para todos los demás estudiantes con discapacidades. Mientras tanto, el 13% de los estudiantes que tenían derecho a recibir terapia del habla bilingüe no recibieron ninguna o solo una parte de las sesiones requeridas, casi lo mismo que el año pasado. Solo el 3% de sus pares de habla inglesa entraron en esa categoría.

Más en New York Diario:  Y así es como Spencer escribió su historia  

Lori Podvesker, directora de políticas de discapacidad y educación de IncludeNYC, también señaló un aumento en la proporción de estudiantes de inglés que son elegibles para recibir servicios de educación especial pero que esperan más de los sesenta días requeridos para una reunión del IEP. Alrededor del 32% de los estudiantes de inglés caían en esa categoría, frente al 23% del año anterior.

“Eso es significativo, muestra la necesidad de más evaluadores y proveedores bilingües”, dijo.

Los funcionarios del departamento de educación señalaron en el informe que una de las razones por las que los estudiantes pueden no recibir todos sus servicios de educación especial bilingüe es que las familias pueden no querer reubicar a sus hijos en escuelas que puedan ofrecer toda la gama de apoyo.

“Muchas familias no trasladan a sus hijos a una escuela donde hay un programa bilingüe disponible, y el DOE no obliga a las familias a aceptar la ubicación en una escuela en particular por el motivo de la programación de educación especial”, señala el informe.

El departamento está trabajando con los superintendentes de nueve de los 32 distritos de la ciudad para agregar clases de educación especial bilingüe, según el informe. También están utilizando fondos de ayuda federal para ofrecer instrucción en grupos pequeños, a menudo fuera de sus aulas regulares, para estudiantes bilingües que no reciben todos los servicios de sus aulas. Los funcionarios también señalaron que están tratando de acelerar las evaluaciones de educación especial, incluso agregando psicólogos a los equipos de apoyo escolar y ampliando los sitios de evaluación después de la escuela.

Más en New York Diario:  La deuda ética de la inteligencia artificial

Aun así, activistas argumentan que las familias no tienen la culpa si las escuelas cercanas no pueden brindar apoyo de educación especial bilingüe, y señalan que viajar largas distancias para asegurar los servicios puede no ser sostenible para los niños más pequeños, y el sistema de autobuses amarillos de la ciudad es notoriamente poco confiable. Además, a algunas familias simplemente no se les ofrecen servicios si no hay asientos disponibles, según Janyll Canals-Kernizan, directora del Proyecto Robin Hood en Advocates for Children, que trabaja con familias que buscan servicios de educación especial bilingüe.

“No es solo que a las familias se les ofrece algo y lo rechazan porque está lejos. También es que están obligados a recibir estos apoyos en sus IEP”, dijo, “y simplemente nunca los reciben”.

Según la ley de la ciudad, el informe anual de educación especial vence el 1 de noviembre, aunque los funcionarios no lo publicaron hasta este mes a pesar de las repetidas solicitudes. Un portavoz del departamento de educación no respondió a una pregunta sobre la causa del retraso.

Fuente: Chalkbeat/ Traducción: Tara Valencia

Últimos artículos

Tratamiento facial para estatuas de piedra

por Melanie Marich En un día bochornoso y nublado de verano, un equipo de pasantes...

Fuera, Biden

por Emma Shortis Las grietas bajo los pies del presidente estadounidense Joe Biden continúan ampliándose. Si...

Una historia de la refrigeración de alimentos

por Angela Chen En la esquina de la mayoría de las cocinas hay una caja...

El puño de Donald Trump

por Roger J. Kreuz En los frenéticos momentos en que agentes del Servicio Secreto rodearon...

Nueva York según Paul Auster

por Ramón Espejo Romero Nueva York es la ciudad más icónica del siglo XX y...

Equidad lingüística en las escuelas

por Sunisa Nuonsy Me alegré cuando se supo, el mes pasado, que el Departamento de...

Un juicio a la contaminación acústica

por Joanne Silberner El pasado junio, un grupo de defensa del ruido, Quiet Communities, demandó...

Cómo determinar si una teoría conspirativa es falsa

por H. Colleen Sinclair Las teorías de conspiración están en todas partes y pueden involucrar...

Arquitectura hostil

por Robert Rosenberger Si no tienes refugio y te arrestan por dormir afuera, ¿te castigan...

Tu médico debe preguntarte por la calidad del aire que respiras

por Eve Andrews Una visita anual al médico a menudo implica cierto grado de mentira...

Primer debate presidencial 2024: Joe Biden derrotó a Joe Biden

por Mary Kate Cary Creo que Estados Unidos acaba de ver cómo se hacía historia. Al...

Primer debate presidencial 2024: mentirosos y confundidos

por Karrin Vasby Anderson Una de las primeras definiciones de buena oratoria que aprendí como...

El senador con la bola de nieve

por Dana J. Graef Mientras estaba en el pleno del Senado en Washington, D.C., en...

Serpientes en la ciudad

por Eve Andrews La gente pensaba que la serpiente vista en el parque era una...

La cultura cambia tan rápido que la evolución no puede alcanzarla

por Jose Yong Las investigaciones muestran que muchos de nuestros problemas contemporáneos, como la creciente...

Sigue leyendo

Tratamiento facial para estatuas de piedra

por Melanie Marich En un día bochornoso y nublado de verano, un equipo de pasantes...

Fuera, Biden

por Emma Shortis Las grietas bajo los pies del presidente estadounidense Joe Biden continúan ampliándose. Si...

Una historia de la refrigeración de alimentos

por Angela Chen En la esquina de la mayoría de las cocinas hay una caja...