HomeCONTEXTOEDUCACIÓNActivismo comunitario y los privilegios de la gentrificación

Activismo comunitario y los privilegios de la gentrificación

Publicado el

por Hava Rachel Gordon

Cuando activistas comunitarios protestan por cuestiones relacionadas con las escuelas locales, lo hacen a través de movimientos que en gran medida están segregados por raza y clase. Esto es lo que encontré a través de mi investigación sobre el activismo comunitario y la reforma escolar en Denver durante un lapso de cinco años.

Tanto los activistas de la comunidad negra como los blancos tenían interés en evitar que se cerraran las escuelas locales. También querían escuelas de mejor calidad y más voz en lo que sucede en esas escuelas. Pero rara vez se unieron en sus esfuerzos porque sus batallas por las escuelas de barrio tenían sus raíces en diferentes experiencias de gentrificación.

La gentrificación es cuando los residentes más ricos se mudan a vecindarios de bajos ingresos, cambiando el carácter y la composición de esos vecindarios y obligando a los residentes de bajos ingresos a mudarse a otro lugar debido al aumento de los alquileres. La gentrificación a menudo implica dar la vuelta, reformar, cerrar y reemplazar las escuelas del vecindario.

Activistas de la comunidad negra vieron la gentrificación como un proceso de exclusión y desplazamiento impulsado por la élite, mientras que activistas de la comunidad blanca vieron la gentrificación como un proceso inevitable e incluso beneficioso.

Por qué importa

Los movimientos comunitarios pueden ayudar a lograr reformas educativas. Estas reformas incluyen mejoras, como más cursos de preparación para la universidad, centros comunitarios en las escuelas y programas de alimentación.

Estos movimientos no siempre tienen éxito. En mi investigación encontré que diferentes experiencias de gentrificación producen movimientos segregados para preservar las escuelas de barrio. En última instancia, esta división mantiene el activismo fragmentado y evita que se convierta en un movimiento multirracial más fuerte, más grande y más unificado.

Aunque los activistas blancos de clase media me dijeron que valoraban la diversidad, ninguno de ellos vio la gentrificación como un problema. También sintieron que su presencia era beneficiosa para el vecindario. Querían escuelas a las que sus hijos pudieran ir caminando y con las que se sintieran conectados.

Más en New York Diario:  La deuda ética de la inteligencia artificial

También se sintieron con derecho a tener más voz sobre cómo funcionan las escuelas del vecindario. Esto, a su vez, alienó a los activistas negros y latinos.

Los activistas negros de bajos ingresos, por otro lado, vieron el cierre de escuelas como parte de la gentrificación. Para ellos, luchar contra el cierre de escuelas era simplemente una parte de una lucha más amplia contra el desplazamiento por la gentrificación.

Estos puntos de vista divergentes sobre la gentrificación como beneficiosa o destructiva aseguran que los activistas blancos de clase media y los activistas negros de bajos ingresos no puedan unir fuerzas. En consecuencia, es poco probable que usen las fortalezas de los demás para luchar por su causa común, que, en este caso, es sostener y proporcionar recursos a las escuelas locales del vecindario en lugar de cerrarlas a favor de las escuelas chárter o mudarlas fuera del vecindario.

Lo que aún no se sabe

Queda por ver cómo los movimientos de reforma escolar segregados, producidos a través de diferentes experiencias de gentrificación, pueden superar sus profundas divisiones y unirse por sus intereses compartidos. Los activistas blancos de clase media en particular necesitarían reconocer mejor su propia participación en la gentrificación y apoyar las quejas de los activistas negros y latinos de bajos ingresos que podrían estar en su coalición.

La investigación sugiere que el dinero y la voluntad política ya están en contra de la perspectiva de escuelas públicas de vecindario de alta calidad en cada comunidad. Si los movimientos de reforma escolar segregados pudieran encontrar un terreno común, podrían estar mejor posicionados para luchar contra estas fuerzas.

Más en New York Diario:  El sedentarismo nómada

Fuente: The Conversation/ Traducción: Sarah Díaz-Segan

Últimos artículos

El melodrama de Taylor Swift

por Samuel Murray Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

La ropa como reliquia del mundo moderno

por Eve Andrews La ropa, en nuestros turbulentos tiempos modernos, se considera algo bastante trivial....

Cuando suben las aguas subterráneas

por Shellie Habel Cuando la gente piensa en la elevación del nivel del mar, muchos...

Vagabundos de este asombroso universo

por Sarah Scoles El laboratorio de Lisa Kaltenegger tiene un poco más de color que...

Paul Auster: un escritor neoyorquino

por Lucyl Harrison Paul Auster, que murió esta semana a la edad de 77 años,...

Fuerzas policiales en campus universitarios: lo que debes saber

por John J. Sloan III El 30 de abril de 2024 culminó un enfrentamiento de...

La precaria vida en los sótanos de Nueva York

por Haidee Chu La gobernadora Kathy Hochul tiene un plan para poner en orden los...

Qué significa el búho Flaco para Nueva York

por Arjun Guneratne Hubo una gran tristeza en la ciudad de Nueva York desde que...

Los guantes de boxeo de Joey Ramone

por Mara Taylor Me gustaba mucho el mural de Joey Ramone con guantes de boxeo....

Desamparo en Nueva York

por Jake Pearson En toda la ciudad de Nueva York, cientos de personas vulnerables han...

Sigue leyendo

El melodrama de Taylor Swift

por Samuel Murray Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...