HomeMIRADASPERSPECTIVASNo deberíamos sentir que la policía es una amenaza

No deberíamos sentir que la policía es una amenaza

Publicado el

por Enoch Naklen

Cuando escuché por primera vez el nombre de Tyre Nichols dando vueltas en las redes sociales, pensé que era otro caso clásico de un oficial de policía blanco perfilando racialmente a un hombre negro. Evité investigar su caso durante un par de días, con sentimientos de déjà vu plagando mi alma. ¿Por qué leer sobre otro hombre negro prometedor asesinado por el sistema?

Luego, un par de días después, estaba escroleando por mi Instagram, buscando una distracción de la tarea que debía haber estado haciendo. Por lo general repaso rápidamente estas historias, a menos que algo me llame la atención. Y así, mientras hacía tapping, vi un reel de historia con las palabras “cinco policías negros” seguido de un video: 13 minutos de los policías golpeando brutalmente y electrocutando a Nichols durante una parada de tráfico.

Decidí retroceder y mirar el reel, que hablaba sobre los asesinos de Tyre. No pude verlo todo, no por el contenido gráfico (ya estoy insensible), sino por mi sorpresa al saber que eran cinco oficiales que se parecían a mí y a Tyre.

Después de confirmar esto de otras tres fuentes, me sentí… diferente. Este no era el sentimiento de frío y dolor evocado al ver a Derek Chauvin forzando su rodilla en el cuello de George Floyd, o al ver la paliza muy similar a Rodney King.

Esta vez mi sangre hervía no solo de ira sino también de traición. Las acciones cometidas por estos oficiales no solo equivalen a brutalidad policial. Este fue un caso de violencia intracomunitaria que alimenta las mismas ideas dañinas que nosotros en la comunidad negra deseamos disipar. Como hombre negro en esta sociedad, me veo obligado a reconocer que tengo un tiro al blanco en la espalda, pero la lucha por la igualdad se vuelve aún más difícil si tengo que preocuparme de ser potencialmente apuntado, también, por mis propios hermanos y hermanas.

Más en New York Diario:  Sin planes escolares para el verano

*

El asesinato de Tyre Nichols hace que algunos adolescentes negros vean a la policía como amenazas, no como aliados

Ahora tengo 18 años y estoy en el último año de Brooklyn Latin. Mientras hago la transición a mi edad adulta, quiero seguir una carrera que me permita ser un defensor del cambio social y el empoderamiento de las personas de color y las comunidades marginadas. Estos oficiales estaban en posiciones de poder. Como personas negras, debemos usar nuestro poder para elevar a nuestra comunidad, no para derribarla. Alguien que trabaja en la policía debe sentir que tiene la misma oportunidad de elevar a su comunidad que alguien que se convierte en abogado defensor. Quizás más.

Mientras el mundo espera el destino de esos oficiales, que fueron despedidos, arrestados y se declararon inocentes de cargos por delitos graves, simpatizo y lloro con la familia de Tyre Nichols. Fue un padre devoto de un hijo pequeño y un hijo amoroso para RowVaugn y Rodney Wells. También era un fotógrafo prometedor y un entusiasta del monopatín.

Todo lo que puedo esperar es que esto sea una lección para todos. Le quitaron la vida a Tyre Nichols, pero no debería ser en vano. Todos tenemos que hacerlo mejor. Las personas negras en posiciones de poder deben prestar atención al imperativo ético de elevar y apoyar a las personas y comunidades negras.

Fuente: Chalkbeat/ Traducción: Tara Valencia

Últimos artículos

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...

Cómo abrir una boca de incendios para refrescarte en Nueva York

por Imogen McNamara   A medida que el índice de calor se eleva a tres...

Acerca del insomnio y el mundo moderno

por Matthew Gwynfryn Thomas Probablemente pasarás unos veintiséis años de tu vida durmiendo. Pasarás otros...

Donald Trump nunca encajó en Nueva York

por Lincoln Mitchell En los últimos meses de su presidencia, Donald Trump atacó a Nueva...

El espectáculo de las protestas universitarias

por Danielle K. Brown Los movimientos de protesta pueden verse muy diferentes dependiendo de dónde...

Internet de los animales

por Hillary Rosner En la primavera de 2022, mientras realizaba una investigación para un libro,...

Las otras islas de Nueva York

por Russell Jacobs El otro día, fui hasta Pelham Bay Park para ver una masa...

El melodrama de Taylor Swift

por Samuel Murray Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

Sigue leyendo

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...