HomeENTORNOAMBIENTE¿De veras hace más calor que hace 100.000 años?

¿De veras hace más calor que hace 100.000 años?

Publicado el

por Darrell Kaufman  

A medida que el calor abrasador se apodera de grandes franjas de la Tierra, muchas personas intentan poner las temperaturas extremas en contexto y se preguntan: ¿Alguna vez hizo tanto calor?

A nivel mundial, 2023 vio algunos de los días más calurosos en las mediciones modernas. Pero ¿qué pasa más atrás, antes de las estaciones meteorológicas y los satélites? Algunos medios de comunicación informaron que las temperaturas diarias alcanzaron su máximo en 100.000 años.

Como científico del paleoclima que estudia las temperaturas del pasado, entiendo de dónde viene esta afirmación, pero me estremezco ante los titulares inexactos. Si bien esta afirmación puede ser correcta, no hay registros de temperatura detallados que se extiendan a 100.000 años, por lo que no lo sabemos con certeza.

Esto es lo que podemos decir con confianza sobre cuándo la Tierra estuvo tan caliente por última vez.

Un nuevo estado climático

Los científicos concluyeron hace unos años que la Tierra había entrado en un nuevo estado climático que no se había visto en más de 100.000 años. Como el científico climático Nick McKay y yo discutimos recientemente en un artículo de una revista científica, esa conclusión fue parte de un informe de evaluación climática publicado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) en 2021.

La Tierra ya estaba más de 1 grado Celsius más caliente que en la época preindustrial, y los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera eran lo suficientemente altos como para asegurar que las temperaturas se mantuvieran elevadas durante mucho tiempo.

Incluso en los escenarios más optimistas del futuro, en los que los humanos dejen de quemar combustibles fósiles y reduzcan otras emisiones de gases de efecto invernadero, es muy probable que la temperatura global promedio se mantenga al menos 1 C por encima de las temperaturas preindustriales, y posiblemente mucho más, durante varios siglos.

Más en New York Diario:  Salgamos a buscar insectos en el jardín

Este nuevo estado climático, caracterizado por un nivel de calentamiento global de varios siglos de 1 C o más, se puede comparar de manera confiable con las reconstrucciones de temperatura de un pasado muy distante.

Cómo estimamos la temperatura pasada

Para reconstruir las temperaturas de tiempos anteriores a los termómetros, los científicos del paleoclima confían en la información almacenada en una variedad de archivos naturales.

El archivo más extendido que se remonta a muchos miles de años se encuentra en el fondo de lagos y océanos, donde una variedad de pruebas biológicas, químicas y físicas ofrecen pistas sobre el pasado. Estos materiales se acumulan continuamente con el tiempo y se pueden analizar extrayendo un núcleo de sedimento del lecho del lago o del fondo del océano.

Julie Ricard

Estos registros basados en sedimentos son ricas fuentes de información que permitieron a los científicos del paleoclima reconstruir las temperaturas globales pasadas, pero tienen limitaciones importantes.

Por un lado, las corrientes de fondo y los organismos excavadores pueden mezclar el sedimento, borrando cualquier pico de temperatura a corto plazo. Por otro lado, la línea de tiempo para cada registro no se conoce con precisión, por lo que, cuando se promedian varios registros para estimar la temperatura global pasada, pueden cancelarse las fluctuaciones a pequeña escala.

Debido a esto, los científicos del paleoclima son reacios a comparar el registro a largo plazo de temperaturas pasadas con extremos a corto plazo.

Mirando hacia atrás decenas de miles de años

La temperatura global promedio de la Tierra ha fluctuado entre condiciones glaciales e interglaciales en ciclos que duran alrededor de 100.000 años, impulsada en gran medida por cambios lentos y predecibles en la órbita de la Tierra con cambios concomitantes en las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Actualmente nos encontramos en un período interglacial que comenzó hace unos 12.000 años, cuando las capas de hielo se retiraron y aumentaron los gases de efecto invernadero.

Más en New York Diario:  La vivienda pública neoyorquina se está hundiendo (literalmente)

Mirando ese período interglacial de 12.000 años, la temperatura global promedio durante varios siglos podría haber alcanzado su punto máximo hace aproximadamente 6.000 años, pero probablemente no superó el nivel de calentamiento global de 1 C en ese punto, según el informe del IPCC. Otro estudio encontró que las temperaturas promedio globales continuaron aumentando durante el período interglacial. Este es un tema de investigación activa.

Eso significa que tenemos que mirar más atrás para encontrar un momento que podría haber sido tan cálido como hoy.

El último episodio glacial duró casi 100.000 años. No hay evidencia de que las temperaturas globales a largo plazo alcanzaran la línea de base preindustrial en ningún momento durante ese período.

Si miramos aún más atrás, al período interglacial anterior, que alcanzó su punto máximo hace unos 125.000 años, encontramos evidencia de temperaturas más cálidas. La evidencia sugiere que la temperatura promedio a largo plazo probablemente no fue más de 1.5 C por encima de los niveles preindustriales, no mucho más que el nivel actual de calentamiento global.

¿Y ahora qué?

Sin reducciones rápidas y sostenidas en las emisiones de gases de efecto invernadero, la Tierra actualmente está en camino de alcanzar temperaturas de aproximadamente 3 C por encima de los niveles preindustriales para fines de siglo, y posiblemente un poco más.

En ese momento, necesitaríamos mirar hacia atrás millones de años para encontrar un estado climático con temperaturas tan cálidas. Eso nos retrotraería a la época geológica anterior, el Plioceno, cuando el clima de la Tierra era un pariente lejano del que sustentó el surgimiento de la agricultura y la civilización.

Más en New York Diario:  El cambio climático aumenta las hospitalizaciones por consumo de alcohol

Fuente: The Conversation/ Traducción: Mara Taylor

Últimos artículos

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

La ropa como reliquia del mundo moderno

por Eve Andrews La ropa, en nuestros turbulentos tiempos modernos, se considera algo bastante trivial....

Cuando suben las aguas subterráneas

por Shellie Habel Cuando la gente piensa en la elevación del nivel del mar, muchos...

Vagabundos de este asombroso universo

por Sarah Scoles El laboratorio de Lisa Kaltenegger tiene un poco más de color que...

Paul Auster: un escritor neoyorquino

por Lucyl Harrison Paul Auster, que murió esta semana a la edad de 77 años,...

Fuerzas policiales en campus universitarios: lo que debes saber

por John J. Sloan III El 30 de abril de 2024 culminó un enfrentamiento de...

La precaria vida en los sótanos de Nueva York

por Haidee Chu La gobernadora Kathy Hochul tiene un plan para poner en orden los...

Qué significa el búho Flaco para Nueva York

por Arjun Guneratne Hubo una gran tristeza en la ciudad de Nueva York desde que...

Los guantes de boxeo de Joey Ramone

por Mara Taylor Me gustaba mucho el mural de Joey Ramone con guantes de boxeo....

Desamparo en Nueva York

por Jake Pearson En toda la ciudad de Nueva York, cientos de personas vulnerables han...

Los textiles de Andy Warhol

por Mark Parker Las telas estampadas creadas por Andy Warhol durante las décadas de 1950...

La ruta del cambio climático

por Courtney Cecale En la década de 1980 el glaciar Pastoruri, en Perú, era uno...

Sigue leyendo

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...