HomeCONTEXTOPOLÍTICA¿Qué es una ciudad santuario y qué significa para Nueva York?

¿Qué es una ciudad santuario y qué significa para Nueva York?

Publicado el

por Gwynne Hogan y Rachel Holliday Smith

La pelea de enero entre agentes de la policía de Nueva York e inmigrantes en Times Square que se volvió viral provocó una tormenta nacional por las políticas de larga data de las ciudades santuario que restringen la cooperación entre las autoridades federales y las autoridades locales.

Los republicanos aprovecharon el ataque para argumentar que se deberían cambiar las leyes santuario. El alcalde Eric Adams pidió al Concejo Municipal que las reexaminara, pero el Concejo defendió las protecciones, diciendo que no tienen relación con el incidente en cuestión.

Pero, ¿qué significa ser una “ciudad santuario”?

Aquí hay una guía de las políticas que en conjunto definen la idea de “ciudad santuario” en la ciudad de Nueva York y cómo impactan en los inmigrantes, ya sea que estén involucrados en procesos penales o no.

¿Qué significa para la ciudad de Nueva York ser una ciudad santuario?

Aunque la ciudad de Nueva York tiene algunas leyes que tienen como objetivo proteger a los inmigrantes de ciertos tipos de aplicación de la ley (más sobre eso a continuación), el concepto de ser una “ciudad santuario” no es realmente un edicto legal estricto. Es más bien un conjunto de políticas, combinadas con voluntad política, que guían la forma en que interactúan las autoridades locales y federales.

Generalmente, cuando políticos, activistas y críticos utilizan el término “ciudad santuario”, se refieren a las políticas propuestas por los gobiernos locales que limitan cómo (o si) comparten información con las autoridades federales de inmigración sobre los no ciudadanos. Las políticas de las ciudades santuario tienen como objetivo proteger a esas personas de lo que sus aliados llaman acciones policiales injustas o injustificadas, como arrestos, detenciones o deportaciones.

Los defensores de las protecciones del santuario de la ciudad dicen que es una medida vital de seguridad pública que permite a inmigrantes indocumentados pero respetuosos de la ley denunciar delitos, buscar ayuda médica y acudir a los tribunales, sin temor a ser entregados a las autoridades de inmigración. Alguna evidencia sugiere que las localidades santuario son más seguras que las que no son santuario y tienen tasas de pobreza y criminalidad más bajas en promedio.

A nivel nacional, las políticas de “ciudad santuario” han sido fuente de debate y controversia durante décadas, según el Servicio de Investigación del Congreso (CRS, por sus siglas en inglés), un organismo no partidista, y el tema se volvió aún más acalorado después de 2017, cuando la administración Trump aumentó la aplicación de las leyes de inmigración.

A partir de 2020, al menos 172 localidades en Estados Unidos tienen algún tipo de política de santuario, dijo el CRS, citando al Centro de Estudios de Inmigración.

Más en New York Diario:  Fuerzas policiales en campus universitarios: lo que debes saber

¿Cuáles son las leyes santuario en la ciudad de Nueva York?

La creación de políticas de santuario locales en la ciudad de Nueva York se remonta al menos a 1989, cuando el entonces alcalde Ed Koch firmó una orden ejecutiva que creaba la primera política de santuario de la ciudad, que prohíbe a los funcionarios de la ciudad compartir información sobre inmigrantes a menos que se trate de un asunto criminal, o exista un permiso expreso por escrito de un inmigrante individual para hacerlo. La orden fue reeditada por el alcalde David Dinkins y nuevamente por el alcalde Rudy Guiliani.

La primera ley de la ciudad que limita la cooperación del gobierno local con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) federal, en lugar de una orden ejecutiva, se produjo en 2011. En 2014, bajo el entonces alcalde Bill de Blasio, los legisladores de la ciudad ampliaron las protecciones, limitando cuándo y cómo la policía y los departamentos correccionales de la ciudad podrían cooperar con ICE.

Foto: Zac Ong.

El proyecto de ley de 2014 hizo dos cosas principales: eliminó la oficina de ICE que había operado en Rikers Island y todas las instalaciones carcelarias de la ciudad, y prohibió a la policía de Nueva York o al Departamento Correccional cumplir con las “solicitudes de detención” de ICE, es decir, un llamado oficial para detener a un determinada persona para una posible deportación futura, con algunas excepciones notables, incluidas personas con condenas recientes por algunos delitos violentos o graves, o personas en la lista federal de vigilancia de terroristas, y cuando los funcionarios de ICE habían obtenido una orden judicial.

En 2018, de Blasio y el liderazgo del departamento de policía fueron más allá al emitir una guía para toda la ciudad que exigía que cualquier solicitud de ayuda de los funcionarios federales de inmigración sería “revisada de antemano por altos funcionarios de las agencias de la ciudad” para determinar que no estaban hechas para ayudar con la deportación.

¿Eso significa que ICE no puede realizar arrestos en la ciudad de Nueva York?

No. ICE puede arrestar a cualquier persona que no sea ciudadano estadounidense, explicó el abogado defensor penal Robert Osuna, quien tiene amplia experiencia con clientes en procedimientos de inmigración.

“ICE puede arrestar a cualquiera que crea que no es ciudadano estadounidense. Es una autoridad extraordinaria la que tienen”, dijo.

El año pasado, por ejemplo, ICE arrestó a 9.229 personas en la ciudad de Nueva York, en su mayoría sin violaciones criminales más allá de su estatus migratorio, según datos federales. De esos arrestos, 729 fueron de alguien que tenía un cargo penal pendiente o que había sido condenado. Además, ICE deportó a 439 personas de la ciudad de Nueva York el pasado año fiscal.

Más en New York Diario:  La marihuana se puso loca en Nueva York

Si bien ICE puede realizar arrestos por su propia voluntad dentro de los cinco boros, tiene que hacerlo en gran medida independientemente de la policía de Nueva York y el Departamento Correccional. Antes de las protecciones santuario de 2014, ICE podía solicitar que un inmigrante fuera detenido por la policía de Nueva York y el DOC y esas agencias podían cumplir. Pero desde entonces, la persona debe haber sido condenada por un “delito violento o grave” y ICE necesita una orden judicial, entre otras excepciones.

En la práctica, los funcionarios de la ciudad rara vez detienen a personas a instancias del ICE, aunque esto ocurre ocasionalmente. En un caso notable, un hombre arrestado por cruzar imprudentemente en 2019 fue entregado por error a ICE y estuvo a punto de ser deportado por ello.

El año fiscal pasado, el Departamento Correccional recibió 201 solicitudes de detención de ICE y cumplió con 10 de ellas, según un informe anual. En el año fiscal anterior, la policía de Nueva York recibió 109 solicitudes de retención de ICE y no atendió ni una sola.

Los funcionarios de ICE en Nueva York han dicho que obtener una orden judicial es difícil en los “tribunales federales sobrecargados” y que dependen de los informes de los medios para atrapar a los infractores más graves. Kenneth Genalo, director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, lamentó, en una conferencia de prensa el 5 de febrero, que las leyes de ciudad santuario significan que en lugar de tomar la custodia de alguien que ya está detenido por la policía de Nueva York o el Departamento de Comercio, “ahora tenemos que salir a la comunidad y a las calles donde lamentablemente los criminales tienen la ventaja”.

¿Las protecciones del santuario significan que la policía de Nueva York no arresta ni acusa a ciertos inmigrantes de delitos?

No. En la ciudad de Nueva York son procesados como cualquier otra persona, independientemente de su estatus migratorio.

“Las políticas de santuario no tienen ninguna relación con la forma en que se procesa el crimen”, dijo la presidenta del Concejo Municipal, Adrienne Adams, en una conferencia de prensa el jueves. “No ocultan ni protegen a las personas de la detección, ni protegen a las personas de la deportación o el procesamiento por actividades delictivas”.

Por ejemplo, la policía de Nueva York arrestó al chico de 15 años que supuestamente disparó contra un turista y contra un oficial de policía la semana pasada en Times Square luego de un aparente intento de robo en una tienda.

Más en New York Diario:  Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

En algunos casos, el estado migratorio de la persona podría afectar los cargos que ciertos fiscales de distrito le imponen. En 2017, por ejemplo, el fiscal de distrito de Brooklyn, Eric González, dijo que su oficina sopesaría las consecuencias migratorias al presentar cargos dependiendo de las circunstancias, ya que ciertas condenas prácticamente garantizan la deportación.

Independientemente de cómo se desarrolle un caso penal local, si la persona acusada se encuentra en la comunidad bajo fianza mientras el procedimiento está en curso, ICE podría tomar medidas para detener a la persona en cualquier momento.

¿Qué quieren cambiar los críticos de las políticas santuario?

A raíz del altercado de la NYPD en Times Square, la congresista de Nueva York Nicole Malliotakis y otros republicanos están pidiendo que la ciudad revoque las leyes de 2014 que impiden que la NYPD y el DOC cumplan con la mayoría de las solicitudes de detención de ICE.

La gobernadora Kathy Hochul también ha dicho “agárrenlos a todos y envíenlos de regreso”, dando a entender que las políticas de santuario deberían eludirse por completo. Por su parte, el alcalde Eric Adams ha expresado su preocupación por la ley, sin decir explícitamente si algo debería cambiar, remitiéndose a la competencia del Consejo para cambiar las leyes.

“Ésta es la única área de la ley que creo que debería examinarse”, dijo en una conferencia de prensa el 5 de febrero. “Cometes repetidamente delitos graves, crímenes peligrosos, si te declaran culpable, no deberías estar en nuestra ciudad”.

Pero así parece ser exactamente como funciona la ley actualmente, según el abogado Osuna. Cualquiera de los hombres acusados de agredir a agentes de policía en Times Square, de ser declarado culpable, probablemente sería deportado por la vía rápida.

“Eso es una broma”, dijo. “Migrantes documentados o indocumentados, cometen un delito grave y quedan en el sistema. Si vas al norte del estado, definitivamente estás perdido, 100% perdido”.

Al menos por ahora, parece poco probable que el consejo considere retirar las protecciones. El alcalde Adams ofreció una estridente defensa de las políticas santuario de la ciudad en una sesión informativa el 8 de febrero.

“Estas políticas fomentan la confianza y la cooperación entre las comunidades de inmigrantes y las autoridades locales, lo cual es fundamental para la seguridad pública”, dijo. “Aquellos que explotan de manera oportunista un incidente que todos deberíamos unirnos para denunciar, para atacar las políticas de seguridad pública, están abogando por políticas que harían nuestra ciudad menos segura”.

Fuente: The City/ Traducción: Tara Valencia

Últimos artículos

Tratamiento facial para estatuas de piedra

por Melanie Marich En un día bochornoso y nublado de verano, un equipo de pasantes...

Fuera, Biden

por Emma Shortis Las grietas bajo los pies del presidente estadounidense Joe Biden continúan ampliándose. Si...

Una historia de la refrigeración de alimentos

por Angela Chen En la esquina de la mayoría de las cocinas hay una caja...

El puño de Donald Trump

por Roger J. Kreuz En los frenéticos momentos en que agentes del Servicio Secreto rodearon...

Nueva York según Paul Auster

por Ramón Espejo Romero Nueva York es la ciudad más icónica del siglo XX y...

Equidad lingüística en las escuelas

por Sunisa Nuonsy Me alegré cuando se supo, el mes pasado, que el Departamento de...

Un juicio a la contaminación acústica

por Joanne Silberner El pasado junio, un grupo de defensa del ruido, Quiet Communities, demandó...

Cómo determinar si una teoría conspirativa es falsa

por H. Colleen Sinclair Las teorías de conspiración están en todas partes y pueden involucrar...

Arquitectura hostil

por Robert Rosenberger Si no tienes refugio y te arrestan por dormir afuera, ¿te castigan...

Tu médico debe preguntarte por la calidad del aire que respiras

por Eve Andrews Una visita anual al médico a menudo implica cierto grado de mentira...

Primer debate presidencial 2024: Joe Biden derrotó a Joe Biden

por Mary Kate Cary Creo que Estados Unidos acaba de ver cómo se hacía historia. Al...

Primer debate presidencial 2024: mentirosos y confundidos

por Karrin Vasby Anderson Una de las primeras definiciones de buena oratoria que aprendí como...

El senador con la bola de nieve

por Dana J. Graef Mientras estaba en el pleno del Senado en Washington, D.C., en...

Serpientes en la ciudad

por Eve Andrews La gente pensaba que la serpiente vista en el parque era una...

La cultura cambia tan rápido que la evolución no puede alcanzarla

por Jose Yong Las investigaciones muestran que muchos de nuestros problemas contemporáneos, como la creciente...

Sigue leyendo

Tratamiento facial para estatuas de piedra

por Melanie Marich En un día bochornoso y nublado de verano, un equipo de pasantes...

Fuera, Biden

por Emma Shortis Las grietas bajo los pies del presidente estadounidense Joe Biden continúan ampliándose. Si...

Una historia de la refrigeración de alimentos

por Angela Chen En la esquina de la mayoría de las cocinas hay una caja...