Contra los nerds

Publicado el

por P. Kerim Friedman

Programas como Star Trek son emblemáticos de un período de transición en la masculinidad estadounidense, al menos en la televisión. Los años 50 habían sido puro Kirk, con una mujer en cada planeta y la capacidad de noquear a los enemigos con un doble golpe. Después de los años 70 tenemos numerosos ejemplos de Spock, con su fe en la ciencia y su confusión en torno a las emociones (por no hablar de las mujeres). Hay una línea directa de Spock a Seinfeld, y pasa por Revenge of the Nerds, Weird Science y Huey Lewis And The News. El mensaje abrumador de mi infancia fue que era moderno ser un nerd.

Hay algo que decir sobre este cambio. La confusión sobre las emociones y las normas sociales permitió a los hombres ser emocionales y sensibles. Las mujeres alienígenas pueden haber objetivado, pero la raza (supuestamente) ya no importaba. Pero la figura del científico despistado que simplemente no entiende a las mujeres no es inofensiva. Un ejemplo obvio es alguien como el héroe nerd Richard Feynman, quien no sabía por qué las mujeres no cambiaban sexo por sándwiches. La cultura sexista que parece existir dentro de empresas como Uber y Google hace que sea difícil para las mujeres en esas industrias y podría decirse que afecta el tipo de productos y servicios que ofrecen las empresas de tecnología. La demora de Twitter en el tema del acoso online es un buen ejemplo de esto.

Hay un debate dentro de la antropología lingüística que ayuda a explicar qué es lo que está mal con la continua celebración de nuestra sociedad de la ingenuidad despistada de la cultura nerd. En 1991, Senta Troemel-Ploetz escribió un ensayo de revisión del libro más vendido de Deborah Tannen: You Just Don’t Understand: Women and Men in Conversation, en el que criticó a Tannen por dejar que los hombres salieran del apuro con facilidad. Acusó a Tannen de tratar la comunicación hombre-mujer como una cuestión de malentendido cultural, no muy diferente de la confusión que enfrenta Spock cuando se enfrenta a las emociones de Kirk, pero dice que, al hacerlo, toda la carga de abordar tales malentendidos recae directamente sobre los hombros de las mujeres. Como escribió Deborah Cameron en una columna de The Guardian en 2007: “Tal vez los hombres se hayan dado cuenta de que una reputación de incompetencia a veces puede beneficiarte. Al igual que la idea de que no son buenos para las tareas del hogar, la idea de que los hombres no son buenos para hablar sirve para eximirlos de hacer algo que, de todos modos, muchos preferirían dejar a las mujeres”.

Más en New York Diario:  Qué significa el búho Flaco para Nueva York

Es hora de dejar de celebrar y mimar la ingenuidad de los nerds y geeks masculinos y comenzar a exigirles un estándar más alto.

Fuente: Savage Minds/ Traducción: Mara Taylor

Últimos artículos

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

La ropa como reliquia del mundo moderno

por Eve Andrews La ropa, en nuestros turbulentos tiempos modernos, se considera algo bastante trivial....

Cuando suben las aguas subterráneas

por Shellie Habel Cuando la gente piensa en la elevación del nivel del mar, muchos...

Vagabundos de este asombroso universo

por Sarah Scoles El laboratorio de Lisa Kaltenegger tiene un poco más de color que...

Paul Auster: un escritor neoyorquino

por Lucyl Harrison Paul Auster, que murió esta semana a la edad de 77 años,...

Fuerzas policiales en campus universitarios: lo que debes saber

por John J. Sloan III El 30 de abril de 2024 culminó un enfrentamiento de...

La precaria vida en los sótanos de Nueva York

por Haidee Chu La gobernadora Kathy Hochul tiene un plan para poner en orden los...

Qué significa el búho Flaco para Nueva York

por Arjun Guneratne Hubo una gran tristeza en la ciudad de Nueva York desde que...

Los guantes de boxeo de Joey Ramone

por Mara Taylor Me gustaba mucho el mural de Joey Ramone con guantes de boxeo....

Desamparo en Nueva York

por Jake Pearson En toda la ciudad de Nueva York, cientos de personas vulnerables han...

Los textiles de Andy Warhol

por Mark Parker Las telas estampadas creadas por Andy Warhol durante las décadas de 1950...

La ruta del cambio climático

por Courtney Cecale En la década de 1980 el glaciar Pastoruri, en Perú, era uno...

Sigue leyendo

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...