HomeCONTEXTOANTROPOLOGÍAAhora Housing Works vende marihuana

Ahora Housing Works vende marihuana

Publicado el

por Camille Searle

Ahora Housing Works vende marihuana. Tiene sentido. Es perfecto. Y es raro. Una decisión apropiada. Hasta cierto punto, por el momento, que es el punto de cambio. Que no significa nada hasta que empieza a significar algo distinto. Un cambio. Otro cambio. Hasta que nos olvidamos del primer cambio.  

¿Iré a comprar marihuana a Housing Works? ¿Al Greenwich Village? No sé, soy una chica de Brooklyn. Pero estudié en la NYU. Y conozco el Greenwich Village casi tan bien como conozco Borough Park, en Brooklyn, donde vivo.

No, no soy judía. Soy francesa.

Siempre tengo que responder eso.

No, no siempre. Tengo que responderlo en Nueva York. O cuando estoy con gente familiarizada con Nueva York. O con los enclaves religiosos y étnicos de Nueva York. No creo que mucha gente, fuera de Nueva York, llegue a hacerme esa pregunta. Al igual que no creo que mucha gente, fuera de Nueva York, tenga a Housing Works como tema de conversación.

No, ya no soy francesa. Ahora soy neoyorquina.

Housing Works es una organización benéfica neoyorquina que lucha contra el sida y la falta de vivienda y, más precisamente, con la combinación letal de ambas circunstancias. Housing Works es también el medio que emplea para esta lucha: tiendas de segunda mano, o thrift stores (y para mí, friperies), con libros, discos, ropa, vajilla, muebles, adornos, lo que sea. Comprar libros usados o una remera de segunda mano en Housing Works, para cualquiera en Nueva York, es tan habitual como donar los libros que ya no lees o las remeras que ya no usas. Podría decir que ahora mismo llevo unos pantaloncitos comprados en Housing Works, lo cual es factible, pero no es cierto, y sería pedirle demasiado a la credibilidad del texto. Sí es cierto que puedo mirar, al levantar la vista de la pantalla donde escribo, en los estantes dispersos a los que llamo biblioteca, muchos libros en francés comprados en Housing Works.  

Más en New York Diario:  Casas pequeñas: de revolución minimalista a estética de Instagram

Mi tienda de referencia es la de Park Slope. La de la esquina de la Quinta y Garfield. Me queda cerca. Es coqueta y distendida. Todas las tiendas de Housing Works son coquetas y distendidas. Y no son exactamente baratas. No piensen en el Ejército de Salvación. Piensen en tiendas exclusivas. Mucha, muchísima gente, entra a una tienda de Housing Works sólo porque son lindas. Un poco elegantes, un poco hípsters. A veces ni se enteran del trasfondo de sida y falta de hogar. Algunos dicen que es mejor así. Algunos dicen que no.

Mucha gente se alegró cuando se anunció que la primera tienda de venta de marihuana legal para uso recreativo del estado de Nueva York estaría en manos de Housing Works. Mucha gente se alegró hace unos días, cuando se inauguró, e hizo una larga fila en la esquina de Astor Place y Broadway para convertirse en los primeros compradores. ¿Estaban pensando en la marihuana finalmente legal o en las personas seropositivas sin hogar?

Pero tiene sentido. Es perfecto. Y es raro. Tiene sentido porque Housing Works estuvo trabajando con gente que, de muchas maneras, fue víctima de décadas de políticas de prohibición y criminalización. Y es raro. Porque de ahora en más Housing Works será otra cosa. Otro mercado. Otra publicidad. Más presión antisindical contra sus empleados. Más coquetería y más hipsterismo. ¿Aumentarán el precio de los libros franceses en la friperie de Park Slope?

Últimos artículos

Transitoriedad y abundancia en la nueva sociedad de servicios

por Laura Rival No es sólo Generation Rent la que busca la flexibilidad de no...

En los pasajes sonoros

por Marcelo Pisarro La primera oración de Cómo mienten los mapas, el libro de 1991...

El golpe de estado musical de Beyoncé

por Elsa Grassy Un golpe de estado musical. Así se podría describir el nuevo álbum...

Comer, dormir y sobrevivir en refugios de Nueva York

por Seth Freed Wessler A pesar de la sirena a todo volumen del teléfono de...

Arqueología del eclipse

por Aline Lara Galicia Hoy millones de personas observarán un eclipse de Sol, principalmente en...

El terremoto de Nueva York

por Tara Valencia  El viernes 5 de abril de 2024, a las 10:23 am, Nueva...

Todo lo que tienes que saber sobre el mayor terremoto en Nueva York en 140 años

por Rachel Holliday Smith y John Homenuk La línea del horizonte se balanceaba un poco,...

El derecho a las armas

por Morwari Zafar El año pasado, Estados Unidos fue testigo de más de 650 tiroteos...

Malas prácticas periodísticas sobre el cambio climático

por Dennis Meredith Cuando los periodistas científicos escriben sobre un avance de una investigación, a...

¿De dónde viene la idea de la resurrección de Jesús?

por Aaron Gale En Pascua, los cristianos de todo el mundo se centran en dos...

Tatuarse en Nueva York fue ilegal hasta 1997

por Jennifer Nalewicki En 1961 se volvió oficialmente ilegal hacerle un tatuaje a alguien en...

Esperando el eclipse total

por Christopher Palma El 8 de abril de 2024, millones de personas en todo Estados...

El museo viviente de Nueva York

por Haidee Chu No hay mucho fuera del Edificio 75 del Centro Psiquiátrico Creedmoor que...

La conquista publicitaria

por Alina Klingsmen Lo más impresionante de los trabajos de Emile Durkheim, que ya cuentan...

Los dioses callejeros de Martin Scorsese

por Anthony Smith Una imagen del set de la última película de Martin Scorsese, Killers...

Sigue leyendo

Transitoriedad y abundancia en la nueva sociedad de servicios

por Laura Rival No es sólo Generation Rent la que busca la flexibilidad de no...

En los pasajes sonoros

por Marcelo Pisarro La primera oración de Cómo mienten los mapas, el libro de 1991...

El golpe de estado musical de Beyoncé

por Elsa Grassy Un golpe de estado musical. Así se podría describir el nuevo álbum...