HomeENTORNOVIVIENDACómo abrir una boca de incendios para refrescarte en Nueva York

Cómo abrir una boca de incendios para refrescarte en Nueva York

Publicado el

por Imogen McNamara  

A medida que el índice de calor se eleva a tres dígitos, puedes encontrar a neoyorquinos en la calle, disfrutando de chorros de agua fría o chapoteando en los charcos de las aceras. A menudo, esa agua refrescante fluye de una boca de incendios a solo unos metros de distancia.

El uso de bocas de incendio como método de refrescamiento se remonta a décadas atrás y se ha convertido en un elemento básico en las fotografías antiguas de la ciudad. Si bien es posible que ya no se vean tantos hidrantes abiertos como en el Lower East Side del siglo pasado, la práctica sigue siendo una tradición de verano en toda la ciudad.

Aunque técnicamente es ilegal abrir cualquiera de las 170.000 bocas de incendio de la ciudad por tu cuenta, existe una manera de disfrutar legalmente de los chorros refrescantes. Puedes presentar una solicitud al Departamento de Bomberos para abrir una boca de riego. Si se aprueba, un miembro del cuerpo de bomberos vendrá a colocarle un tapón rociador al hidrante y regresará ese mismo día para cerrarlo.

Para solicitar un ajuste de tapa rociadora, ve a tu estación de bomberos local y completa un breve formulario. Puedes encontrar tu estación de bomberos más cercana en la página 311 Firehouses. Debes ser mayor de 18 años y llevar tu identificación.

El FDNY le dijo a The City que distribuyó más de 1400 tapones rociadores en lo que va del año.

Nueva York, 1977. Foto: Edmund Vincent Gillon.

Jakkeline Arocho, vicepresidenta de D.E.C.M. Block Association en Bushwick, dijo que su grupo pasa por este proceso de solicitud oficial cuando organiza su fiesta anual en el barrio.

“Avisas con una semana de anticipación”, dijo Arocho. “Los bomberos lo abren a las once de la mañana y regresan alrededor de las cinco de la tarde para apagarlo”.

Más en New York Diario:  El viaje a la escuela de los estudiantes sin hogar

(Nota: si tienes un negocio que planea usar el agua de un hidrante, debes obtener un permiso de hidrante por separado y pagar el agua por adelantado. Puedes encontrar instrucciones al respecto aquí).

Hidratarse de forma segura

El FDNY alienta a las personas a seguir el proceso de solicitud oficial porque intentar abrir un hidrante por ti mismo puede ser peligroso. La tapa de seguridad se utiliza para ajustar la presión del agua, y abrir un hidrante sin ella supone un riesgo para quienes se encuentran en la línea de tiro. Sin un tapón de seguridad, el agua puede salir a un ritmo muy rápido e incluso tiene el poder de derribar a los niños pequeños.

Además, abrir un hidrante sin el equipo adecuado significa que es más probable que se desperdicie agua. Según el Departamento de Protección Ambiental, abrir bocas de incendio ilegalmente puede rociar hasta 1000 galones de agua por minuto, lo que es suficiente para llenar una piscina en veinte minutos. Con una tapa rociadora adjunta, esta cantidad se reduce a sólo 20 a 35 galones por minuto.

Las tapas rociadoras también facilitan que el FDNY restablezca el hidrante para uso de emergencia, ya que los hidrantes sin tapas rociadoras pueden reducir la presión del agua y, así, reducir el flujo de agua a las mangueras y bombas, según el DEP.

Por supuesto, la manipulación de un hidrante también tiene consecuencias personales. Abrir una boca de incendio ilegalmente puede resultar en multas de hasta $1000 o 30 días de prisión, o ambas.

A pesar de estas leyes, es bien sabido que con el paso de los años la gente ha aprendido a abrirlas por sí mismos, transmitiendo sus consejos a sus vecinos. Arocho dijo que recuerda haber intentado abrir hidrantes ella misma: “No voy a mentir, lo he hecho”, se rio. “A medida que creces, lo aprendes de los niños”.

Más en New York Diario:  La vivienda pública neoyorquina se está hundiendo (literalmente)

Jessica Saab, que vive en el área de Bushwick, dijo que las bocas de incendio abiertas son una parte importante de una fiesta de barrio. Recordó que en la fiesta de este año en DeKalb Avenue, que Saab ayudó a organizar, los niños llenaban globos de agua en la boca de riego y la gente chapoteaba en el agua durante el calor del día: “Por eso me encantan las fiestas de barrio”, dijo Saab.

The City. Traducción: Francis Provenzano

Últimos artículos

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...

Acerca del insomnio y el mundo moderno

por Matthew Gwynfryn Thomas Probablemente pasarás unos veintiséis años de tu vida durmiendo. Pasarás otros...

Donald Trump nunca encajó en Nueva York

por Lincoln Mitchell En los últimos meses de su presidencia, Donald Trump atacó a Nueva...

El espectáculo de las protestas universitarias

por Danielle K. Brown Los movimientos de protesta pueden verse muy diferentes dependiendo de dónde...

Internet de los animales

por Hillary Rosner En la primavera de 2022, mientras realizaba una investigación para un libro,...

Las otras islas de Nueva York

por Russell Jacobs El otro día, fui hasta Pelham Bay Park para ver una masa...

El melodrama de Taylor Swift

por Samuel Murray Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

La ropa como reliquia del mundo moderno

por Eve Andrews La ropa, en nuestros turbulentos tiempos modernos, se considera algo bastante trivial....

Sigue leyendo

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...