HomeCONTEXTOSALUDNueva York versus las ratas

Nueva York versus las ratas

Publicado el

por Margaret Osborne

Mientras las ratas proliferan en la ciudad de Nueva York, los funcionarios intentaron controlar su creciente población. Y fracasaron. Han probado con veneno, trampas, asfixia y esterilización. Ahora, el alcalde Eric Adams anunció el último intento de combatir el perenne problema de los roedores: nombrar al primer “zar de las ratas” de la ciudad de Nueva York.

“Todos lo intentaron”, dijo Adams en una conferencia de prensa, informó Bobby Caina Calvan para Associated Press. “Necesitábamos a alguien que juntara todas las piezas y a todos los jugadores para coordinar toda esta sinfonía de luchadores. Necesitábamos un maestro”.

Cue “Czar” Kathleen Corradi, quien anteriormente trabajó para el departamento de educación de la ciudad y dirigió los esfuerzos de mitigación de ratas en las escuelas públicas, coordinará las diferentes agencias de la ciudad: “Mejorando la calidad de vida de los neoyorquinos”, dijo Adams en la conferencia.

“Las ratas son un síntoma de problemas sistémicos, incluidos el saneamiento, la salud, la vivienda y la justicia económica”, dice Corradi en un comunicado. “Como primera directora de mitigación de roedores, estoy emocionada de traer un enfoque basado en la ciencia y los sistemas para combatir las ratas. Nueva York puede ser famosa por Pizza Rat, pero las ratas y las condiciones que las ayudan a prosperar ya no serán toleradas. No más bordillos sucios, espacios sin control o madrigueras descaradas”.

La rata marrón, también llamada rata de Noruega, rata común, rata de la calle o rata de alcantarilla, probablemente llegó a la ciudad de Nueva York en algún momento de la Guerra Revolucionaria. Los animales son nativos del norte de China, pero comenzaron a extenderse por todo el mundo en el siglo XVIII debido al comercio internacional. Hoy en día, los animales se encuentran en todos los continentes excepto en la Antártida. Una vez criaturas del bosque, ahora prefieren vivir cerca de los humanos, buscando una amplia gama de artículos, incluidos los desechos de alimentos.

Más en New York Diario:  ¿Y si convertimos las oficinas vacías en granjas urbanas?
Mert Guller

Las ratas son muy inteligentes y, a pesar de su reputación de comer basura y vivir en las alcantarillas, son criaturas relativamente limpias y se acicalan incluso con más frecuencia que los gatos, dijo la veterinaria Jennifer Graham a Genevieve Rajewski de Tufts Now en 2020. Pero los roedores pueden propagar una variedad de enfermedades humanas, incluyendo peste bubónica, esquistosomiasis, tifus murino, tularemia y leptospirosis. Pueden reproducirse increíblemente rápido, alcanzando la madurez sexual a los tres o cuatro meses de edad. Las hembras dan a luz alrededor de seis camadas de ocho crías en promedio por año. Y su astucia significa que pueden evitar trampas.

Los prolíficos roedores se convirtieron casi en sinónimo de la vida en la ciudad, con los neoyorquinos contando historias de terror de ratas saliendo de los baños, deslizándose bajo sus pies en el metro o cayendo del techo. Desde 1950 hasta 2014, la población de ratas de la ciudad se disparó en aproximadamente un 800 por ciento. Luego, de 2021 a 2022, los avistamientos de ratas se duplicaron, pasando de 30.000 a 60.000.

Algunos científicos dicen que los intentos de control de ratas de la ciudad deberían centrarse menos en cómo matar a los animales y más en estrategias holísticas que aborden el problema en su esencia. “Las ratas se cruzan con otros aspectos de la planificación urbana en la ciudad: gestión de desechos, espacios verdes, tránsito, vivienda”, dijo Kaylee Byers, científica sénior del Pacific Institute for Pathogens, Pandemics and Society, a Anil Oza, Rebecca Ramirez, Liz Metzger and Regina G. Barber, de la NPR, y agregó que los programas de vigilancia podrían ayudar a comprender el comportamiento de las ratas y los cambios en la población.

Más en New York Diario:  Nueva York sigue en la oscuridad respecto al riesgo de inundaciones

“No solo debemos pensar en ‘¿cómo erradicamos las ratas?'”, le dijo a NPR. “Hemos estado haciendo eso durante miles de años: atrapar, matar, repetir, y no está funcionando”.

Corradi tendrá la tarea de encontrar “formas innovadoras de cortar las fuentes de alimento de las ratas” y utilizar “nuevas tecnologías para detectar y exterminar las poblaciones de ratas”, según el comunicado.

La publicación de trabajo original del zar de las ratas pedía a alguien con una “actitud de capa y espada, humor astuto y un aura general de maldad”, así como una “vehemencia virulenta por las alimañas”.

“Hay un nuevo sheriff en la ciudad”, dijo Corradi en la conferencia. “Y con su ayuda, mandaremos a estas ratas de viaje”.

Fuente: Smithsonian/ Traducción: Sarah Díaz-Segan

Últimos artículos

Transitoriedad y abundancia en la nueva sociedad de servicios

por Laura Rival No es sólo Generation Rent la que busca la flexibilidad de no...

En los pasajes sonoros

por Marcelo Pisarro La primera oración de Cómo mienten los mapas, el libro de 1991...

El golpe de estado musical de Beyoncé

por Elsa Grassy Un golpe de estado musical. Así se podría describir el nuevo álbum...

Comer, dormir y sobrevivir en refugios de Nueva York

por Seth Freed Wessler A pesar de la sirena a todo volumen del teléfono de...

Arqueología del eclipse

por Aline Lara Galicia Hoy millones de personas observarán un eclipse de Sol, principalmente en...

El terremoto de Nueva York

por Tara Valencia  El viernes 5 de abril de 2024, a las 10:23 am, Nueva...

Todo lo que tienes que saber sobre el mayor terremoto en Nueva York en 140 años

por Rachel Holliday Smith y John Homenuk La línea del horizonte se balanceaba un poco,...

El derecho a las armas

por Morwari Zafar El año pasado, Estados Unidos fue testigo de más de 650 tiroteos...

Malas prácticas periodísticas sobre el cambio climático

por Dennis Meredith Cuando los periodistas científicos escriben sobre un avance de una investigación, a...

¿De dónde viene la idea de la resurrección de Jesús?

por Aaron Gale En Pascua, los cristianos de todo el mundo se centran en dos...

Tatuarse en Nueva York fue ilegal hasta 1997

por Jennifer Nalewicki En 1961 se volvió oficialmente ilegal hacerle un tatuaje a alguien en...

Esperando el eclipse total

por Christopher Palma El 8 de abril de 2024, millones de personas en todo Estados...

El museo viviente de Nueva York

por Haidee Chu No hay mucho fuera del Edificio 75 del Centro Psiquiátrico Creedmoor que...

La conquista publicitaria

por Alina Klingsmen Lo más impresionante de los trabajos de Emile Durkheim, que ya cuentan...

Los dioses callejeros de Martin Scorsese

por Anthony Smith Una imagen del set de la última película de Martin Scorsese, Killers...

Sigue leyendo

Transitoriedad y abundancia en la nueva sociedad de servicios

por Laura Rival No es sólo Generation Rent la que busca la flexibilidad de no...

En los pasajes sonoros

por Marcelo Pisarro La primera oración de Cómo mienten los mapas, el libro de 1991...

El golpe de estado musical de Beyoncé

por Elsa Grassy Un golpe de estado musical. Así se podría describir el nuevo álbum...