HomeCONTEXTOTRABAJO16 millones de viajes bancarios en taxis amarillos

16 millones de viajes bancarios en taxis amarillos

Publicado el

por Ellapulli Vasudevan

El sector financiero se considera uno de los sectores más estresantes para los trabajadores. La presión de ofrecer resultados consistentemente decisivos afecta el equilibrio entre el trabajo y la vida de los banqueros al obligarlos a trabajar muchas horas.

Un grupo de analistas junior que trabajan en el importante banco de inversión Goldman Sachs expresó recientemente su preocupación por la excesiva carga de trabajo, lo que llamó la atención de los principales medios financieros.

La gerencia respondió prometiendo una aplicación más estricta de la prohibición existente de que los banqueros junior trabajen los sábados, pero también, paradójicamente, pidiendo al personal que “haga un esfuerzo adicional por nuestros clientes, incluso cuando sentimos que estamos llegando a nuestros límites”.

Esta no es la primera vez que las largas horas de trabajo en la industria financiera aparecen en los titulares. En 2013, la trágica muerte de Moritz Erhardt, un becario de 21 años de la City de Londres que murió después de trabajar durante tres días sin dormir, sacó a la luz las duras jornadas laborales en los bancos de inversión y generó críticas de los medios.

Dieciséis millones de viajes analizados

En respuesta, unos meses después de este shock, la mayoría de los bancos de inversión introdujeron políticas de “fin de semana protegido”, que tenían como objetivo mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida de los banqueros junior al garantizarles días libres durante los fines de semana, especialmente los sábados. Algunos bancos suizos siguieron el ejemplo.

Sin embargo, como explicamos en un artículo de investigación reciente, no es seguro que estas políticas mejoren el equilibrio entre la vida laboral y personal de los banqueros junior. Es por eso que decidimos estudiar la evolución de la cultura del exceso de trabajo en los bancos evaluando cómo estas políticas afectaron las horas de trabajo de los banqueros y si cumplen sus buenas intenciones al alentar a los banqueros junior a trabajarlas.

Para ello, analizamos información de 16 millones de viajes en taxi desde diez importantes bancos de inversión de Nueva York y sus alrededores inmediatos hasta destinos residenciales. Utilizaron registros de más de mil millones de viajes en taxis amarillos publicados por la Comisión de Taxis y Limusinas de la Ciudad de Nueva York, incluyendo las coordenadas de GPS de los lugares de recogida y entrega y las marcas de tiempo de los admitidos que están disponibles para cada viaje desde enero de 2009 hasta junio de 2016.

Más en New York Diario:  Tan cerca y tan desiguales

Cultura persistente

Este análisis, realizado con mi ex colega doctoral de la Escuela de Negocios de la Universidad Aalto (Finlandia), muestra que cuando los bancos implementaron políticas de no trabajar los sábados, esto alentó a los empleados a trabajar hasta tarde en la noche entre semana para compensar. Estos resultados son más pronunciados durante las semanas de pasantías de verano, cuando los bancos de inversión emplean a un gran número de estudiantes deseosos de demostrar su valía a través del trabajo duro.

Por lo tanto, los efectos negativos de la política pueden haber sido más pronunciados para los empleados más vulnerables, a quienes las políticas pretendían proteger. Este hallazgo es indicativo de la naturaleza de la cultura bancaria y la medida en que los bancos pueden cambiarla mediante la introducción de nuevas políticas, lo que demuestra que incluso las políticas bien intencionadas pueden tener consecuencias no deseadas. Además, da testimonio de la persistencia de la cultura de largas horas de trabajo en profesiones altamente calificadas, particularmente en finanzas.

Por lo tanto, nuestros resultados sugieren que es difícil cambiar la cultura bancaria por decreto, especialmente cuando hay mucho en juego para los empleados jóvenes y sus jefes. Incluso si los días más largos generan solo un aumento modesto en la productividad del equipo, las altas apuestas pueden motivar a los jefes a presionar a sus subordinados para que trabajen más duro.

Fuente: The Conversation/ Traducción: Camille Searle

Últimos artículos

Transitoriedad y abundancia en la nueva sociedad de servicios

por Laura Rival No es sólo Generation Rent la que busca la flexibilidad de no...

En los pasajes sonoros

por Marcelo Pisarro La primera oración de Cómo mienten los mapas, el libro de 1991...

El golpe de estado musical de Beyoncé

por Elsa Grassy Un golpe de estado musical. Así se podría describir el nuevo álbum...

Comer, dormir y sobrevivir en refugios de Nueva York

por Seth Freed Wessler A pesar de la sirena a todo volumen del teléfono de...

Arqueología del eclipse

por Aline Lara Galicia Hoy millones de personas observarán un eclipse de Sol, principalmente en...

El terremoto de Nueva York

por Tara Valencia  El viernes 5 de abril de 2024, a las 10:23 am, Nueva...

Todo lo que tienes que saber sobre el mayor terremoto en Nueva York en 140 años

por Rachel Holliday Smith y John Homenuk La línea del horizonte se balanceaba un poco,...

El derecho a las armas

por Morwari Zafar El año pasado, Estados Unidos fue testigo de más de 650 tiroteos...

Malas prácticas periodísticas sobre el cambio climático

por Dennis Meredith Cuando los periodistas científicos escriben sobre un avance de una investigación, a...

¿De dónde viene la idea de la resurrección de Jesús?

por Aaron Gale En Pascua, los cristianos de todo el mundo se centran en dos...

Tatuarse en Nueva York fue ilegal hasta 1997

por Jennifer Nalewicki En 1961 se volvió oficialmente ilegal hacerle un tatuaje a alguien en...

Esperando el eclipse total

por Christopher Palma El 8 de abril de 2024, millones de personas en todo Estados...

El museo viviente de Nueva York

por Haidee Chu No hay mucho fuera del Edificio 75 del Centro Psiquiátrico Creedmoor que...

La conquista publicitaria

por Alina Klingsmen Lo más impresionante de los trabajos de Emile Durkheim, que ya cuentan...

Los dioses callejeros de Martin Scorsese

por Anthony Smith Una imagen del set de la última película de Martin Scorsese, Killers...

Sigue leyendo

Transitoriedad y abundancia en la nueva sociedad de servicios

por Laura Rival No es sólo Generation Rent la que busca la flexibilidad de no...

En los pasajes sonoros

por Marcelo Pisarro La primera oración de Cómo mienten los mapas, el libro de 1991...

El golpe de estado musical de Beyoncé

por Elsa Grassy Un golpe de estado musical. Así se podría describir el nuevo álbum...