HomeCONTEXTOTRABAJO16 millones de viajes bancarios en taxis amarillos

16 millones de viajes bancarios en taxis amarillos

Publicado el

por Ellapulli Vasudevan

El sector financiero se considera uno de los sectores más estresantes para los trabajadores. La presión de ofrecer resultados consistentemente decisivos afecta el equilibrio entre el trabajo y la vida de los banqueros al obligarlos a trabajar muchas horas.

Un grupo de analistas junior que trabajan en el importante banco de inversión Goldman Sachs expresó recientemente su preocupación por la excesiva carga de trabajo, lo que llamó la atención de los principales medios financieros.

La gerencia respondió prometiendo una aplicación más estricta de la prohibición existente de que los banqueros junior trabajen los sábados, pero también, paradójicamente, pidiendo al personal que “haga un esfuerzo adicional por nuestros clientes, incluso cuando sentimos que estamos llegando a nuestros límites”.

Esta no es la primera vez que las largas horas de trabajo en la industria financiera aparecen en los titulares. En 2013, la trágica muerte de Moritz Erhardt, un becario de 21 años de la City de Londres que murió después de trabajar durante tres días sin dormir, sacó a la luz las duras jornadas laborales en los bancos de inversión y generó críticas de los medios.

Dieciséis millones de viajes analizados

En respuesta, unos meses después de este shock, la mayoría de los bancos de inversión introdujeron políticas de “fin de semana protegido”, que tenían como objetivo mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida de los banqueros junior al garantizarles días libres durante los fines de semana, especialmente los sábados. Algunos bancos suizos siguieron el ejemplo.

Sin embargo, como explicamos en un artículo de investigación reciente, no es seguro que estas políticas mejoren el equilibrio entre la vida laboral y personal de los banqueros junior. Es por eso que decidimos estudiar la evolución de la cultura del exceso de trabajo en los bancos evaluando cómo estas políticas afectaron las horas de trabajo de los banqueros y si cumplen sus buenas intenciones al alentar a los banqueros junior a trabajarlas.

Para ello, analizamos información de 16 millones de viajes en taxi desde diez importantes bancos de inversión de Nueva York y sus alrededores inmediatos hasta destinos residenciales. Utilizaron registros de más de mil millones de viajes en taxis amarillos publicados por la Comisión de Taxis y Limusinas de la Ciudad de Nueva York, incluyendo las coordenadas de GPS de los lugares de recogida y entrega y las marcas de tiempo de los admitidos que están disponibles para cada viaje desde enero de 2009 hasta junio de 2016.

Más en New York Diario:  Estrés periodístico

Cultura persistente

Este análisis, realizado con mi ex colega doctoral de la Escuela de Negocios de la Universidad Aalto (Finlandia), muestra que cuando los bancos implementaron políticas de no trabajar los sábados, esto alentó a los empleados a trabajar hasta tarde en la noche entre semana para compensar. Estos resultados son más pronunciados durante las semanas de pasantías de verano, cuando los bancos de inversión emplean a un gran número de estudiantes deseosos de demostrar su valía a través del trabajo duro.

Por lo tanto, los efectos negativos de la política pueden haber sido más pronunciados para los empleados más vulnerables, a quienes las políticas pretendían proteger. Este hallazgo es indicativo de la naturaleza de la cultura bancaria y la medida en que los bancos pueden cambiarla mediante la introducción de nuevas políticas, lo que demuestra que incluso las políticas bien intencionadas pueden tener consecuencias no deseadas. Además, da testimonio de la persistencia de la cultura de largas horas de trabajo en profesiones altamente calificadas, particularmente en finanzas.

Por lo tanto, nuestros resultados sugieren que es difícil cambiar la cultura bancaria por decreto, especialmente cuando hay mucho en juego para los empleados jóvenes y sus jefes. Incluso si los días más largos generan solo un aumento modesto en la productividad del equipo, las altas apuestas pueden motivar a los jefes a presionar a sus subordinados para que trabajen más duro.

Fuente: The Conversation/ Traducción: Camille Searle

Últimos artículos

Tratamiento facial para estatuas de piedra

por Melanie Marich En un día bochornoso y nublado de verano, un equipo de pasantes...

Fuera, Biden

por Emma Shortis Las grietas bajo los pies del presidente estadounidense Joe Biden continúan ampliándose. Si...

Una historia de la refrigeración de alimentos

por Angela Chen En la esquina de la mayoría de las cocinas hay una caja...

El puño de Donald Trump

por Roger J. Kreuz En los frenéticos momentos en que agentes del Servicio Secreto rodearon...

Nueva York según Paul Auster

por Ramón Espejo Romero Nueva York es la ciudad más icónica del siglo XX y...

Equidad lingüística en las escuelas

por Sunisa Nuonsy Me alegré cuando se supo, el mes pasado, que el Departamento de...

Un juicio a la contaminación acústica

por Joanne Silberner El pasado junio, un grupo de defensa del ruido, Quiet Communities, demandó...

Cómo determinar si una teoría conspirativa es falsa

por H. Colleen Sinclair Las teorías de conspiración están en todas partes y pueden involucrar...

Arquitectura hostil

por Robert Rosenberger Si no tienes refugio y te arrestan por dormir afuera, ¿te castigan...

Tu médico debe preguntarte por la calidad del aire que respiras

por Eve Andrews Una visita anual al médico a menudo implica cierto grado de mentira...

Primer debate presidencial 2024: Joe Biden derrotó a Joe Biden

por Mary Kate Cary Creo que Estados Unidos acaba de ver cómo se hacía historia. Al...

Primer debate presidencial 2024: mentirosos y confundidos

por Karrin Vasby Anderson Una de las primeras definiciones de buena oratoria que aprendí como...

El senador con la bola de nieve

por Dana J. Graef Mientras estaba en el pleno del Senado en Washington, D.C., en...

Serpientes en la ciudad

por Eve Andrews La gente pensaba que la serpiente vista en el parque era una...

La cultura cambia tan rápido que la evolución no puede alcanzarla

por Jose Yong Las investigaciones muestran que muchos de nuestros problemas contemporáneos, como la creciente...

Sigue leyendo

Tratamiento facial para estatuas de piedra

por Melanie Marich En un día bochornoso y nublado de verano, un equipo de pasantes...

Fuera, Biden

por Emma Shortis Las grietas bajo los pies del presidente estadounidense Joe Biden continúan ampliándose. Si...

Una historia de la refrigeración de alimentos

por Angela Chen En la esquina de la mayoría de las cocinas hay una caja...