HomeENTORNOARQUITECTURALa torre de Batman en Brooklyn

La torre de Batman en Brooklyn

Publicado el

por Dana Pascal  

Es una discusión nominal que todavía no se resolvió. Pero casi. Ya sabemos que los nombres de las cosas del espacio público (un estadio, una plaza, un edificio, un puente) a veces se imponen y casi siempre se negocian. La mayoría de las veces es algo intermedio: se imponen, pero negociando. Pueden llamarlo lobby o construcción de marca o semiótica para principiantes.

En un comienzo al edificio se lo conocía como 340 Flatbush Avenue Extension, pero nunca funcionó del todo, ni siquiera con el abreviado 340 Flatbusfh. Probaron con 9 DeKalb Avenue y tuvo todavía menos gracia. Era la Torre de Batman, simplemente, aunque por aquello de la construcción de marcas y las imposiciones negociadas y algo de semiótica vaya quedando en la Torre de Brooklyn. Es que no puede hablarse de la Torre de Batman en los catálogos de prensa. Quedaría mal.

La Torre de Brooklyn es un rascacielos superalto de uso mixto, principalmente residencial, en el centro de Brooklyn. Desarrollado por JDS Development Group, está situado en el lado norte de DeKalb Avenue, cerca de Flatbush Avenue. La parte principal del rascacielos es una estructura residencial de 93 pisos y 327 metros de altura, diseñada por SHoP Architects. Se empezó en 2018 y alcanzó su techo en 2021; las ventas de condominios empezaron en 2022 (spoiler: son caros nivel Bruce Wayne). En la base del rascacielos se conserva el edificio Dime Savings Bank, diseñado por Mowbray y Uffinger, una estructura del siglo XX profundo, construida entre 1906 y 1908, ampliada en 1931-32.

La torre es el primer edificio superalto de Brooklyn. También es el edificio más alto de la ciudad de Nueva York fuera de Manhattan. Todo el mundo concuerda en que Batman vive en el penthouse. Y no necesariamente porque sea alto.

Más en New York Diario:  Paul Auster: un escritor neoyorquino

Es la Torre de Batman por su diseño. Un estructura vidriada, de bordes irregulares, elevada a través de un eje oscuro, que sobresale en una oración como un signo de exclamación. Todo el mundo en Brooklyn debería odiar ese edificio. Por su grandeza, por su negrura, por su violencia. Y sin embargo, no.  Las oraciones de las ciudades requieren signos de puntuación. Incluso signos de exclamación.

A Brooklyn le llevó un siglo alcanzar el dramatismo del horizonte que los arquitectos imaginaron por primera vez para Manhattan en los años veinte del siglo pasado. Hay algo en el edificio que reclama un legado neoyorquino cada vez más soslayado: la primera época de los grandes rascacielos de Nueva York. Cuando todas las ciudades copiaban a Nueva York, antes de que Nueva York copiara a Dubái.

“La idea era Gotham, era Deco”, dijo Gregg Pasquarelli, socio fundador de SHoP Architects, a CityLab. “Batman debería vivir aquí”.

La Torre de Brooklyn está llena de imágenes nostálgicas que hablan de oscuridad, dramas y héroes del siglo XX, pero sólo fue posible construirla mediante las últimas tecnologías, desde el modelado del viento hasta el hormigón extrafuerte y el fresado CNC de cinco ejes. Incluso su perfil escalonado es del siglo XXI: en lugar de apilarse en capas decrecientes como un pastel de bodas, los niveles hexagonales se tuercen, retrocediendo en espiral, de modo que ningún lado se lea como el frente.

La escritora Alexandra Lange nota que hay algo, de modo esquivo, del sueño urbano del arquitecto, poeta y (especialmente, por lo que aquí nos convoca) ilustrador Hugh Ferriss, tal como Paul Goldberger escribió respecto a una retrospectiva de su obra en 1986: “La ciudad de Hugh Ferriss era a la vez grandiosa y romántica, una ciudad de suntuosas torres de ricas formas que se alzaban en un paisaje pintoresco pero a la vez ordenado. Estaba organizado, pero no reglamentado. Tenía suavidad y fuerza al mismo tiempo”.

Más en New York Diario:  Luces azules en el metro de Nueva York

Eso no funcionó del todo para el Manhattan del siglo XX, dice Lange, pero tanto la esperanza como los rascacielos son eternos.

Últimos artículos

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...

Cómo abrir una boca de incendios para refrescarte en Nueva York

por Imogen McNamara   A medida que el índice de calor se eleva a tres...

Acerca del insomnio y el mundo moderno

por Matthew Gwynfryn Thomas Probablemente pasarás unos veintiséis años de tu vida durmiendo. Pasarás otros...

Donald Trump nunca encajó en Nueva York

por Lincoln Mitchell En los últimos meses de su presidencia, Donald Trump atacó a Nueva...

El espectáculo de las protestas universitarias

por Danielle K. Brown Los movimientos de protesta pueden verse muy diferentes dependiendo de dónde...

Internet de los animales

por Hillary Rosner En la primavera de 2022, mientras realizaba una investigación para un libro,...

Las otras islas de Nueva York

por Russell Jacobs El otro día, fui hasta Pelham Bay Park para ver una masa...

El melodrama de Taylor Swift

por Samuel Murray Los lanzamientos de álbumes de Taylor Swift se han convertido en momentos...

Mayo sin cortar el césped

por Peter Andrey Smith En 2020, la ciudad de Appleton en Wisconsin trajo No Mow...

Estamos reportando un genocidio con emojis, ¿qué dice eso sobre el periodismo?

por Anna Lekas Miller Si recibes alguna de tus noticias en las redes sociales, probablemente...

La enfermedad de la nostalgia

por Agnes Arnold-Foster La nostalgia tiene algo de mala reputación, particularmente por su reciente influencia...

La integración médica de la salud bucal

por Lola Butcher Los dientes del paciente parecían estar bien cuidados, pero al dentista James...

La próxima pandemia

por Ron Barrett  La última pandemia fue mala, pero Covid-19 es sólo una de las...

Sigue leyendo

Polillas esponjosas

por Zoya Teirstein Da unos pasos hacia un frondoso bosque en el valle de Hudson...

TikTok: en la cima del Monte Estúpido

por Ben Rein ¿Alguna vez viste algo en TikTok y pensaste: “Sí, yo podría hacer...

Cuando Bruce Springsteen dijo que no

por Diane Winston Elton John, Adele y R.E.M. lo hicieron. Lo mismo hicieron Rihanna y...