SALUD, SOCIOLOGÍA

Fin al misterio de las sobredosis neoyorquinas

por Shepard Siegel La heroína, como otros opiáceos, deprime la actividad en el centro del cerebro que controla la respiración. A veces este efecto es tan pro Leer más.